Blázquez, el nuevo presidente de los obispos, propone una Iglesia “de puertas abiertas”

GRA1104 MADRID, 12/03/2014.- El nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, a su llegada a su primera comparecencia de prensa después de resultar elegido. EFE/Sergio Barre
|

El nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, defendió ayer la Iglesia como “una casa con las puertas abiertas” para aquellos que sienten la indiferencia de los demás y necesitan apoyo y comprensión, especialmente los más débiles.
“Quiero mostrar la comunión cordial, afectiva, efectiva con el papa Francisco”, en una sintonía desde siempre “sin fisuras”, subrayó también en su primera comparecencia de prensa.
El arzobispo de Valladolid resultó designado en primera vuelta, con una mayoría absoluta de 60 votos de los 79 obispos que participaron en la elección, con lo que se confirmó la condición informal de “favorito” para suceder a Antonio María Rouco Varela, que cumplió el máximo de dos mandatos consecutivos.
Vicepresidente resultó elegido Carlos Osoro, arzobispo de Valencia, con 46 votos.
Desde los primeros momentos de la intervención y en varias ocasiones, Blázquez citó al papa Francisco, del que destacó el ejemplo de mostrar siempre amabilidad, el amor y la dimensión humana del Evangelio, especialmente en las situaciones de mayor postración de las personas, como los enfermos, los necesitados o los indigentes.
“El Evangelio siempre coloca a los pobres en su corazón”, insistió el presidente de los obispos.

prioridades
A preguntas de la prensa sobre su elección y objetivos, respondió que no hay candidatos en el procedimiento. “Yo no tengo programa”, enfatizó, pero sí quiere que la asamblea plenaria de la CEE, reunida desde el pasado martes, reflexione sobre las prioridades apostólicas, evangelizadoras y cercanas a los necesitados como quiere el papa.
Y sobre cuál es su perfil, indicó que los pastores de la Iglesia deben imitar al Señor, “no otras formas de comportamiento”.
En cuanto a cuestiones como el aborto, el matrimonio y la familia, la religión en la sociedad y o la unidad de España, Blázquez se remitió a los documentos que ha redactado la CEE.
Éstos son el resultado, reconoció, de una “reflexión no sencilla”, con muchas horas de escucha entre los obispos para llegar a una determinada posición.
Lo fundamental, prosiguió, es transmitir la fe con la evangelización como misión fundamental de la Iglesia.

posturas
En la sociedad actual, agregó, “todos nosotros necesitamos que diariamente se nos anuncie el Evangelio”, profundizar en las raíces de la esperanza, pues hay “motivos” para ella.
Sobre la protección de la vida, pidió respeto en todo momento y circunstancias, no solo en el comienzo y en el final, también en el caso de los niños de la calle y de los convertidos en soldados muy prematuramente, “abusando” de su debilidad.

Blázquez, el nuevo presidente de los obispos, propone una Iglesia “de puertas abiertas”