Una joven de 14 años muere tras ser apuñalada en su propia casa por su exnovio, de 18

El Ideal Gallego-2013-10-09-040-99950164
|

El asesinato en Tarrega de una chica de 14 años, apuñalada presuntamente por su exnovio de 18 años, conmocionó ayer a sus vecinos en esta población leridana, que destacaron la juventud de la víctima en este nuevo caso de violencia machista.
Los hechos sucedieron a última hora del lunes en un piso de Tarrega en el que la joven vivía con su familia y al que acudió su expareja, de nacionalidad dominicana, con el que, al parecer, había roto recientemente.
La menor, que estaba sola en la vivienda, recibió presuntamente por parte de su agresor varias cuchilladas que le causaron la muerte. A continuación, el joven se dirigió a la comisaría y se entregó.
El juez de instrucción decretó el secreto de sumario en relación con la muerte de la menor, que se ha convertido en la víctima más joven de un ataque de violencia de género en lo que va de año, confirmó el Instituto Catalán de la Mujer.
Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Lleida, Inma Manso, reflexionó sobre la edad cada vez más joven de las víctimas de este tipo de delito.
“Que cada vez sean chicas más jóvenes nos tiene que hacer reflexionar en que la concienciación y la prevención son importantes. Hay que trabajar día en día en este sentido tanto con los hombres como con las mujeres y sobre todo con las de corta edad, porque las niñas con 14 años quizás no ven los problemas y las dificultades que las personas más mayores sí vemos”, señaló.
La joven asesinada pertenecía a una familia muy conocida de Tarrega, nieta de un profesor de instituto local y sobrina de un concejal de Ciutadilla.
Por su parte, su presunto agresor es hermano de otro joven de 22 años que fue recientemente condenado a 12 años de cárcel por tentativa de homicidio, al haber apuñalado a dos hermanos tras una discusión en una fiesta de fin de año celebrada en un pub de Tarrega en 2012, indicó la alcaldesa de la localidad, Maria Rosa Perelló.
Tras conocerse el suceso, no cesaron las muestras de repulsa y de pésame. Una de las primeras lelgó del Ayuntamiento que convocó un pleno extraordinario para condenar el crimen y llamó a un minuto de silencio, que reunió a mediodía a unas 2.500 personas.
A la concentración, que tuvo lugar en la Plaza Mayor, asistieron numerosos alumnos de los colegios de la población, y algunos de los estudiantes, entre ellos amigos de la víctima, llevaron pancartas con mensajes como “No confundamos amor con posesión”.

Una joven de 14 años muere tras ser apuñalada en su propia casa por su exnovio, de 18