La Fundación Española de la Nutrición recomienda el “tapeo” a los coruñeses

Susana del Pozo y Gregorio Varela, ayer en A Bica . quintana
|

 Ir de tapas y cañas, siempre que sea con moderación, es una actividad muy saludable. Es lo que afirman desde la Fundación Española de la Nutrición y el Centro de Información Cerveza y Salud, cuyos representantes visitaron ayer la ciudad para defender la supervivencia de una costumbre totalmente arraigada. Además, presentaron el libro “El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza” en la Adega A Bica.

“Tenemos unas calorías al día que hay que guardar para hacer lo que nos de la gana y disfrutarlas”. El presidente de la Fundación Española de la Nutrición, el gallego Gregorio Varela, fue así de contundente a la hora de promover la arraigada tradición de salir con los amigos o compañeros de trabajo a tomar unas cervezas y unas tapas.

Varela, que aunque reside en Madrid presumió de la gastronomía gallega y recomendó a los coruñeses no abandonar esa costumbre, presentó un libro que ha escrito con sus compañeros de la organización para desmentir el mito de que el aperitivo engorda.

“Las tapas nos dan libertad porque se puede elegir entre una gran variedad de pequeños platos y es más fácil que aporten distintos nutrientes”, subrayó el también catedrático de Nutrición de la Universidad San Pablo CEU.

 

Tapas gallegas > Varela, junto a la directora científica de la Fundación, Susana del Pozo, explicó que una tapa de lacón con grelos acompañada de una caña supone restar 342 calorías al límite diario, algo que queda en las 292 calorías si se elige una cerveza sin alcohol. Una pequeña ración de pulpo “á feira” con bebida incluida incorpora 204 calorías al organismo.

Del Pozo, que reconoció que cuando viaja a Galicia piensa “en comer”, comentó que el lacón con grelos puede aportar muchos nutrientes, proteínas y vitaminas, mientras que el pulpo “tiene un valor energético bastante moderado”.

En este sentido, los expertos aseguraron que “la cerveza puede completar el valor nutricional de las tapas típicas gallegas”. En su opinión, cuando se habla de tapear uno no solo se refiere a comer sino a relacionarse socialmente. Por ello Gregorio Varela criticó que con la era de la tecnología “volvemos a tiempos de Atapuerca en el que las personas se iban a un lado de la cueva y no compartían su comida”.

Desde la Fundación Española de la Nutrición recomendaron a los coruñeses continuar con el tapeo siempre que sea con “moderación, inteligencia y sentido común”.

La Fundación Española de la Nutrición recomienda el “tapeo” a los coruñeses