Albiol retoma la Alcaldía de Barcelona y le tiende la mano a la oposición

El popular, Xavier García Albiol, durante su proclamación como nuevo alcalde de Badalona tras liderar al partido más votado en las pasadas elecciones municipales y no tener a ningún otro candidato a la Alcaldía que haya
|

El líder del PP de Badalona (Barcelona), Xavier García Albiol, recuperó ayer la alcaldía de la ciudad, puesto que ningún otro candidato consiguió reunir los 14 votos de la mayoría absoluta del pleno, y Albiol había sido el más votado en las elecciones municipales que se celebraron hace un año. De esta maenra, Albiol releva al socialista Alex Pastor (PSC) que fue detenido presuntamente por haber conducido bajo los efectos del alcohol durante el confinamiento.

El popular, que ya fue alcalde entre 2011 y 2015 –volvió a ser el más votado en 2015 y en 2019, pero acuerdos entre otros partidos le dejaron fuera de la Alcaldía–, recibido el apoyo de los 11 concejales del PP, mientras que la exalcaldesa Dolors Sabater (Guanyem) cosechó diez votos, y el socialista Rubén Guijarro, seis.

Negociaciones fallidas

El resto de grupos municipales estuvo negociando hasta el último momento para tratar de evitar que Albiol fuera alcalde, pero finalmente no lograron consensuar un candidato: “He entrado en el pleno convencido de que sería jefe de la oposición, y salgo como alcalde”, destacó un emocionado Albiol.

El PSC había propuesto este lunes a Sabater apoyar su investidura si Guijarro asumía la Alcaldía dentro de un año y medio, pero Guanyem quería el cargo por dos años y que el PSC lo ocupara uno. Finalmente no llegó a firmarse el acuerdo, porque no se había incluido una cláusula para consultarlo en asamblea y porque se planteó demasiado tarde, según declaró públicamente la exalcaldesa. Ante la negativa de Guanyem a firmar el acuerdo, el PSC decidió finalmente presentar la candidatura de Guijarro –a quien votaron los seis ediles socialistas–, en un pleno que se celebró después de la dimisión del exalcalde Álex Pastor (PSC) tras ser detenido presuntamente conduciendo ebrio durante el confinamiento.

Los grupos municipales de ERC, Badalona en Comú Podem y JxCat solo apoyaron a Sabater porque así lo establecía el acuerdo que habían firmado, pero cargaron contra la exalcaldesa y su formación por no haber aceptado esta propuesta para impedir que Albiol accediera al cargo de nuevo.

Albiol besó la vara de alcalde y  aseguró tras su investidura que gobernará para todos los vecinos de Badalona y buscando el consenso con el resto de grupos municipales, también para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus: “Soy más militante de Badalona que de mi partido”, proclamó.

Reconstruir confianzas

Después del pleno, Sabater declaró que no deben focalizarse las culpas en una persona u organización, sino que se trata de un fracaso colectivo del global de la negociación entre los grupos de progreso, que ahora deben encarar el reto colectivo de reconstruir confianzas entre ellos de cara al futuro.

Guijarro garantizó que el PSC ha hecho todo lo que estaba en su mano para tratar de alcanzar un acuerdo, y descartado lanzar reproches contra Guanyem y su candidata: “Es la propia realidad la que pone delante del espejo la actuación de Sabater”.

Albiol retoma la Alcaldía de Barcelona y le tiende la mano a la oposición