El Gobierno concede el indulto a dos de los militares condenados por el accidente del Yak-42

|

 El Consejo de Ministros concedió ayer el indulto parcial al comandante José Ramírez y al capitán médico Miguel Sáez, condenados a 18 meses de prisión, un año de inhabilitación especial y una multa de 900 euros por falsear las identificaciones de 30 de los 62 militares muertos en el accidente del Yak-42.

El indulto afecta únicamente a la pena de inhabilitación ya que la de prisión fue suspendida por el tribunal de la Audiencia Nacional que los juzgó en 2009 y los dos militares han satisfecho la multa.

La medida cuenta con el visto bueno de la Fiscalía y de la sección primera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que los consideró cómplices del general Vicente Navarro –ya fallecido–, quien fue condenado a tres años de cárcel, a pagar una multa de 1.800 euros y a indemnizar con 300.000 euros a las familias de los militares muertos el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía).

Según la resolución que el tribunal ha remitido al Ministerio de Justicia, los efectos de la pena de inhabilitación especial resultan “desproporcionados” en estos dos casos.

El Gobierno concede el indulto a dos de los militares condenados por el accidente del Yak-42