La Marea retrasa la llegada de buses al centro a través de un nuevo trámite

La Xunta realizó en abril algunas pruebas con autobuses interurbanos en la parada de Entrejardines | quintana
|

El acuerdo sobre el Plan de Accesibilidad del Transporte Interurbano al centro de la ciudad está cerca de cerrarse, pero la Xunta continúa a la espera desde el pasado 25 de abril por una respuesta del Ayuntamiento a su proposición sobre las directrices para la constitución de la Comisión de Seguimiento de este proyecto. La Administración autonómica pretende implantar esta iniciativa antes del verano, pero la espera por la Marea la está retrasando.

El Gobierno municipal realizó una alegación al plan mostrando su interés por formar parte de esta comisión y remitió su propuesta a la Consellería de Infraestruturas e Vivenda.

En ella, la Marea señalaba que sería el Ayuntamiento el encargado de asumir la presidencia de este órgano, mientras que la Xunta se quedaría con la secretaría. Sin embargo, la Xunta indica en su contrapropuesta, enviada el mismo día, que la distribución de cargos debería ser la contraria dado que el plan es una iniciativa suya. El Consistorio pidió de plazo hasta el 28 de abril para decidir si aceptaba las condiciones, pero todavía no respondió.

Otras responsabilidades
En el documento se establecen las diversas funciones que desempeñará la comisión, se estipula que habrá el mismo número de miembros de cada una de las dos administraciones, y otros aspectos como la necesidad de consenso para la toma de decisiones, así como que se estudiarán los indicadores de cada fase del plan pudiendo proponer mejoras o la anulación y rediseño de las mismas.

Este último punto es otro sobre los que la Xunta envió una puntualización al Ayuntamiento. La anulación y rediseño de una fase, siempre de manera extraordinaria, serán propuestos a la Comisión de Seguimento para o desenvolvemento do Transporte Metropolitano de Galicia na Área da Coruña, que sería el órgano encargado de tomar la decisión definitiva.

En su revisión, la consellería también señala que los acuerdos tomados en este órgano “serán sempre sen perxuizo das decisións que sobre eles poda tomar” la Comisión de Seguimento del Transporte Metropolitano. Finalmente, ambas administraciones coinciden a la hora de tener que comunicar a esta comisión todos los acuerdos adoptados, mientras que el Gobierno municipal pretende que se haga lo mismo con la Mesa de Alcaldes e Alcaldesa da Área Metropolitana da Coruña, algo que la Xunta no considera necesario.
Este trámite impide que sea aprobado por el Consello da Xunta, paso indispensable para que se pueda proceder a su implantación. El plan de accesibilidad permitirá la llegada de autobuses interurbanos hasta puntos del centro como la plaza de Ourense o Entrejardines, lo que contribuirá a la reducción del uso del vehículo privado y a la descongestión del tráfico.

357 autocares al día
La implantación de este proyecto supondrá que 357 autobuses interurbanos lleguen hasta el centro de la ciudad cada día. 140 de ellos lo harán durante los tres períodos de hora punta según la planificación realizada por la Xunta, que calcula que no supondrán graves variaciones sobre los flujos de tráfico.

El primer tramo de hora punta transcurre entre las siete y las nueve de la mañana. En la actualidad, este es el único período en el que los autocares metropolitanos llegan hasta Entrejardines, un total de 44 al día, mientras que con la implantación del proyecto serán 51. La segunda hora punta discurre entre las 13.00 y las 15.00 horas y contará con 43 vehículos. Finalmente, entre las seis y las ocho de la tarde serán 46.

La Marea retrasa la llegada de buses al centro a través de un nuevo trámite