Los socialistas negocian contra reloj en Portugal para apartar a Passos Coelho del Gobierno

|

La oposición socialista de Portugal trata de conseguir un acuerdo con otras dos fuerzas de izquierdas para formar un Gobierno alternativo al del actual primer ministro y ganador de las pasadas elecciones, el conservador Pedro Passos Coelho, antes de la votación en el Parlamento que se celebrará la próxima semana para elegir al nuevo Ejecutivo.
El periódico “Diario Económico” publicó que los socialistas habían finalizado las negociaciones con el Bloque de Izquierda y que ahora se estarían centrando en las conversaciones con los comunistas. Pero el líder de los socialistas en el Parlamento, Carlos Cesar, declaró que hasta el momento no han conseguido firmar un acuerdo y que el tiempo se está acabando.
“Es importante que el acuerdo se concrete antes del debate del programa de Gobierno en el Parlamento ya que nuestro compromiso es el de hacer salir al actual Gobierno si al mismo tiempo ofrecemos una alternativa responsable, una solución duradera que aporte calma y confianza”, dijo. “Si no hubiera un pacto no dejaríamos al país sin un Gobierno”, confirmó. “El Partido Socialista no rechazará un Gobierno sin tener una alternativa estable y duradera”.
Si el Gobierno no es admitido por el Parlamento, el presidente de la República de Portugal, Anibal Cavaco Silva, nombraría primer ministro al líder socialista Antonio Costa o dejaría provisionalmente a Pedro Passos Coelho en el poder hasta que se celebren las elecciones presidenciales en enero. El presidente de la República no puede convocar unas elecciones al Parlamento en sus últimos seis meses en el cargo.
Los socialistas de centro izquierda afirmaron que pueden formar un Gobierno respaldado por una mayoría de izquierdas que respete las normas presupuestarías que se han propuesto desde Europa. Pero los otros dos partidos de izquierda, especialmente los comunistas, conversaron sobre el rechazo de los límites que ha impuesto Bruselas y confirmaron que existen diferencias ideológicas que dificultan la creación de un acuerdo entre las fuerzas de izquierda. 
Algunos socialistas están también a favor de una coalición de centro en vez de un pacto con la izquierda radical.
La coalición de centro derecha, que presentó un Gobierno sin mayoría la pasada semana, ganó las elecciones en número de votos, aunque perdió su mayoría en el Parlamento, el cual tiende hacía la izquierda.
El Parlamento debatirá el programa el próximo lunes antes de que se produzca la votación el martes o el miércoles, la cual puede hacer caer al nuevo Gobierno si es rechazada.
Las conversaciones comenzaron poco después de las elecciones que se celebraron el 4 de octubre, que han aumentado el miedo sobre las previsiones de crecimiento de la economía lusa, ya que los socios rechazan algunas de las reformas impuestas para escapar de la crisis de la deuda.  
Por otro lado, el Partido Social Demócrata (PSD) y el Centro Democrático Social (CDS), las dos formaciones que comparten Gobierno en Portugal, acordaron tener grupos parlamentarios independientes si finalmente prospera la próxima semana la moción de rechazo a su programa y terminan en la oposición. PSD y CDS se presentaron a las elecciones legislativas del 4 de octubre bajo la bandera de Portugal al Frente y liderados por el primer ministro Pedro Passos Coelho. 
Si finalmente los socialistas logran el Gobierno, los dos partidos conservadores acordaron tener grupos parlamentarios separados y autónomos. No obstante, mantendrán su voluntad de volver a comparecer juntos a las próximas elecciones.

Los socialistas negocian contra reloj en Portugal para apartar a Passos Coelho del Gobierno