El Sergas instala los 180 equipos sanitarios donados por Abanca

El Ideal Gallego-2020-05-01-008-cbf3b57d
|

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) está instalando en sus hospitales 180 equipos sanitarios adquiridos por Abanca, en una compra destinada a reforzar la capacidad de los centros públicos gallegos frente al Covid-19.

Según explicó la entidad, el material clínico incluye 39 unidades individuales de cuidados intensivos (ventiladores SV), 90 monitores PM10, 22 monitores PM12, 20 desfibriladores D3 y 9 ecógrafos TE7. En las próximas semanas serán instalados otros 334 equipos sanitarios.

Esta dotación de soporte vital se ha distribuido en función de las necesidades actuales del Sergas en las áreas sanitarias de A Coruña y Cee, Santiago y Barbanza, Vigo, Pontevedra y O Salnés, Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos, Ferrol y Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras.

El pedido inicial, por importe de cuatro millones de euros, incluía 150 unidades de cuidados intensivos. Sin embargo, las nuevas condiciones del mercado permiten ampliar el lote adquirido por Abanca para el Sergas, que sumó 364 dispositivos entre los que se incluyen monitores multiparamétricos, monitores de constantes vitales, desfibriladores y ecógrafos de alta prestación.  



Material necesario

Los ventiladores de soporte vital con carro son “imprescindibles” en el tratamiento de las enfermedades respiratorias como es el caso del nuevo coronavirus, señala la organización en una nota.

Es por ello que la compra de Abanca se centró en este material que pasa a formar parte de los recursos de la sanidad pública para “responder a las necesidades de los pacientes durante esta crisis sanitaria y en caso de que hay rebrotes del virus en los meses venideros”, expresan.

La entidad señala que Abanca presentó numerosas iniciativas dirigidas a mitigar los efectos derivados de la crisis sanitaria tanto en el plano social como en el económico.

La primera iniciativa fue la puesta en marcha del “Plan Anticipar” hace más de un mes, que sirvió para movilizar 7.900 millones de euros en líneas de liquidez para el tejido empresarial.

Abanca también comenzó a comercializar el financiación con aval del Estado a empresas y autónomos, dentro de la línea especial del ICO para el Covid-19, además de impulsar una moratoria financiera en préstamos hipotecarios y personales para los clientes afectados.

Adicionalmente, adelantó pensiones de la Seguridad Social, como prestaciones por desempleo, y condonó durante tres meses el alquiler a las familias del Fondo Social de Vivienda.
 

En el ámbito social, donó mascarillas a las residencias de mayores, entre otras acciones.
 

 

El Sergas instala los 180 equipos sanitarios donados por Abanca