La Autoridad Portuaria apuesta por mantener la vigencia del protocolo sobre la fachada marítima

El plan defiende una aportación de 20 millones de euros por parte de la Administración autonómica | patricia g. fraga
|

La Autoridad Portuaria mostró ayer durante la reunión de su Consejo de Administración su intención de que se mantenga vigente el protocolo firmado con la Xunta y el Ministerio de Fomento sobre la fachada marítima.
El presidente del Puerto, Enrique Losada, informó a los miembros del consejo acerca del protocolo firmado el pasado mes de abril ya que desde entonces no se habían reunido.
En el transcurso del encuentro Losada detalló los pormenores del acuerdo, sobre el que no hubo votación ya que solo figuraba en el orden del día para informar.
Una vez concluido el consejo, la Autoridad Portuaria explicó que espera “que se mantenga la vigencia del protocolo suscrito por las administraciones y que se desarrolle en un convenio tal como está previsto”.

Además del Puerto, el protocolo también fue suscrito por la Xunta, el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado. Este incluye garantizar la titularidad pública de los muelles de Batería y Calvo Sotelo y de La Solana, una aportación de 20 millones de euros por parte de la Administración autonómica, y la licitación durante el primer semestre de 2019 de la conexión ferroviaria con punta Langosteira, con un coste de 140 millones de euros que asumirán Puertos del Estado y el Adif.
El Puerto defiende que se mantenga el convenio porque se “asegura así la construcción y el cumplimiento de los plazos de ejecución del enlace ferroviario de Punta Langosteira, una infraestructura irrenunciable para alcanzar la plena operatividad y competitividad del Puerto Exterior”. También destacan que así se “libera” a la Autoridad Portuaria de la aportación de esa partida “que no podría asumir dado su nivel de endeudamiento actual derivado de la financiación” del Puerto Exterior.
Mientras, respecto a los muelles interiores, explican que “es un paso fundamental para blindar la titularidad pública de La Solana, que continuaría con su uso actual, y de los muelles de Batería y Calvo Sotelo”.
Señalan que esta iniciativa beneficiará a los coruñeses y al “desarrollo social” de la ciudad además de ser compatible con “la generación de ingresos para que la Autoridad Portuaria pueda afrontar sus compromisos financieros hasta 2020”.
Frente a la posición del Puerto de A Coruña se encuentra la del Ayuntamiento, que solicita que se deje sin efecto el protocolo portuario, ya que entienden que se debe contar con el Gobierno local desde el inicio.

La Autoridad Portuaria apuesta por mantener la vigencia del protocolo sobre la fachada marítima