“Tenemos que jugar el partido como si fuera una final”

Deporte Campeón-2014-04-26-007-9a087ea1
|

 

El vestuario del Deportivo está muy mentalizado en materializar el ascenso cuanto antes y los jugadores blanquiazules no piensan bajar la guardia hasta haberlo conseguido.
Ibrahim Sissoko se expresó ayer en esos términos al calificar el duelo con la Ponferradina como “una final” pese a que los coruñeses podrían permitirse un tropiezo gracias a la ventaja que llevan en la Liga.
“Tenemos que ganar porque ahora nos vienen siete finales, tenemos que jugar el partido como si fuera una final porque si lo ganamos, estaremos más cerca de Primera División”, afirmó el jugador de Costa de Marfil, quien no piensa soltar el acelerador en lo que resta de curso.
“Si tenemos posibilidad de ganar todos los partidos, tenemos que ganarlos todos”, dijo.

estado óptimo
El mediocampista se convirtió en protagonista de burlas y críticas cuando aterrizó en A Coruña por su pobre estado físico, puesto que tenía sobrepeso.
Pero en cuanto fue perdiendo kilos y cogió el ritmo de competición, demostró la enorme calidad que posee hasta convertirse en uno de los principales pilares del equipo.
Ahora, dos meses y medio después de su llegada, el jugador asegura encontrarse en un estado óptimo.
“Llevaba mucho tiempo sin jugar y fue complicado para mí al principio, pero en este momento me siento bien para jugar”, explicó, y añadió que “ahora me siento perfecto, estoy para jugar los 90 minutos, pero esa decisión no depende de mí, sino del míster”.
Un momento de forma que se redondeó aún más con el gol que marcó el pasado domingo contra el Mallorca, conjunto ante el que abrió el camino de la victoria al transformar un penalti.
“Marcar el gol me ha dado más confianza”, admitió.
El costamarfileño agradeció el apoyo que ha recibido de parte de Fernando Vázquez desde el primer día que ha vestido la elástica blanquiazul. El técnico de Castrofeito nunca ha dejado de creer en Sissoko.
“Ha sido muy importante la confianza que me ha dado el entrenador porque me apoyó desde el primer día y siempre me ha ayudado”, sentenció el mediocampista.

“Tenemos que jugar el partido como si fuera una final”