A por su octava final de Champions

KN01. MÚNICH (ALEMANIA), 11/05/2015.- El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique, dirige el entrenamiento del equipo en Múnich, Alemania, el 11 de mayo del 2015, en la víspera de su enfrentamiento al Bayern Múnich en partido
|

 

El premio de la final de Berlín está muy cerca para un Barça que esta noche defenderá en el Allianz Arena contra el Bayern de Múnich una renta de 3-0 de la ida, que le permite albergar todas las posibilidades de que jugará la octava final de la Copa de Europa, si no media un desastre.
El ánimo en el club y en la masa culé está desbordado, después de que en la ida el Barcelona fulminase al Bayern en el cuarto de hora último, con dos goles de Messi y uno de Neymar.
A pesar de la diferencia en el tanteador con la que afrontan ambos el partido, el Barcelona no se fía de un Bayern que, arropado por los suyos, pueda poner en aprietos a los azulgranas.
No obstante, y dadas las trayectorias de ambos, con el Bayern habiendo perdido los últimos tres partidos y sin marcar un gol, frente al poderío azulgrana, con 25 tantos en los últimos siete encuentros, todo hace prever que el Barcelona será capaz de marcar, sobre todo por la racha de su trío atacante, ya centenario desde hace semanas, en una de las representaciones atacantes más fecundas de la historia culé.
Hacía años que el Barcelona no encontraba en una situación tan favorable ante un partido tan decisivo. Y es que los azulgranas están a una victoria del título de Liga, el 30 de este mes jugará en casa la final de la Copa del Rey y el día 6 de junio, si finamente confirma su pase a la final de la Champions, tendrá la oportunidad de buscar su quinto título en la máxima competición europea.
Luis Enrique cuenta con todos sus jugadores, incluso el recuperado Mathieu, aunque no se espera ningún cambio del equipo que se ha consolidado, con el último retoque en la portería con la entrada de Ter Stegen.

A por su octava final de Champions