Nogueira asegura que el PGOM que dejó el PSOE estaba listo para enviar a la Xunta

|

El Ideal Gallego-2011-07-27-006-6709d706 p. g. l. > a coruña
  Como pasó con las cuentas municipales, a la hora de hablar del Plan General, las versiones del Ayuntamiento y la oposición siguen sin coincidir. Así, mientras el PSOE presume de haber dejado un PGOM en el que se contestaba a todas las alegaciones presentadas al mismo y, por lo tanto, listo para enviar a la Xunta, el gobierno local acusa al bipartito de haber actuado con “irresponsabilidad” al pretender mandar al Gobierno gallego un documento con cuatro informes desfavorables sin responder.
Según el Ayuntamiento, la Dirección General de Carreteras, Demarcación de Costas, AENA y la Dirección Xeral de Patrimonio presentaron cuatro documentos negativos al texto elaborado por el urbanista Joan Busquets. Entre los asuntos a los que hacían referencia se encuentran la prohibición de construir en el Agra de San Amaro, fallos como la ausencia en los mapas del trazado del tramo estatal de la Tercera Ronda o la petición de AENA para que se limitase en el texto la altura de las edificaciones en el entorno de Elviña y A Zapateira.
Salvo en el caso de Carreteras, en el que el anterior gobierno local ya había enviado al Ministerio de Fomento la documentación correspondiente, los populares sostienen que, una vez tomaron el mando de María Pita, se vieron obligados a contestar a los otros tres informes negativos para poder seguir adelante con el plan. Y es que, según el Ayuntamiento, lo primero que mira el Gobierno gallego una vez tiene el documento en sus manos es si se han respondido tanto las alegaciones, como los estudios negativos de los organismos competentes.
Pese a esto, el edil socialista José Nogueira negó que el nuevo gobierno local haya tenido que redactar dichos informes. El ex concejal de Personal indicó ayer que el documento que dejó listo el bipartito ya incorporaba tanto la respuesta a las peticiones de Costas, Xunta, Carreteras y AENA, como a las 29.000 alegaciones presentadas por los vecinos, por lo que el alcalde, Carlos Negreira, estaba en disposición de llevar el documento a la Consellería de Infraestruturas desde el pasado 11 de junio.
Eso sí, Nogueira asegura que todas las respuestas a los estudios desfavorables –que el socialista recuerda que son de 2010– estaban contestadas en el plan, en el apartado de alegaciones, pero que no se habían remitido previamente a los organismos correspondientes, ya que no era necesario. Además, justifica que el anterior gobierno no hubiese trasladado el PGOM a la Xunta en el hecho de que se encontraban ya en período electoral.

Más retraso >
Para el Ayuntamiento, lo que pretendía hacer el bipartito –enviar el documento sin incorporar en el mismo el visto bueno de los organismos que presentaron alegaciones– supondría “perder más tiempo”, ya que se corría el riesgo de que el Gobierno gallego rechazase el plan. Por eso consideran que las declaraciones que de los concejales socialistas son una forma de “mentir para ocultar sus vergüenzas”.
“No dejaron los deberes hechos”, reprochó ayer el alcalde, Carlos Negreira, que puso como ejemplo las críticas de la Dirección Xeral de Patrimonio al PGOM. Según el primer edil, en el documento inicial realizado por la administración del socialista Javier Losada, además de no prohibir las edificaciones en el Agra de San Amaro, no se señalaban los Bienes de Interés Cultura.

Nogueira asegura que el PGOM que dejó el PSOE estaba listo para enviar a la Xunta