May reducirá el ingreso en el Reino Unido de trabajadores poco cualificados tras el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May | Neil Hall (efe)
|

La primera ministra británica, Theresa May, dijo ayer que el Reino Unido tendrá, por primera vez en décadas, el control de la inmigración tras el Brexit, y que reducirá el ingreso de trabajadores poco cualificados.
En una entrevista ayer con la BBC en Birmingham, donde se celebra el congreso anual de los conservadores, May señaló que su país adoptará un nuevo sistema de visados que tendrá en cuenta la preparación laboral de los inmigrantes en vez del país de procedencia.
“El nuevo sistema, basado en la cualificación, asegurará que se reduce la inmigración de personas poco preparadas y que el Reino Unido se sitúa en el camino de una reducción de la inmigración a niveles sostenibles, como hemos prometido”, afirmó.
“Al mismo tiempo, estamos preparando a la población británica para los empleos cualificados del futuro”, indicó la “premier” conservadora, que hoy pronunciará su discurso con el que cerrará este congreso anual de la formación en el poder.
Estos planes del Gobierno responden a las recomendaciones presentadas por el llamado Comité Asesor de Migración y que fueron aceptadas por el gabinete la semana pasada.
En los próximos meses, el Gobierno tiene previsto dar a conocer un libro blanco con detalles sobre cómo funcionará este sistema de visados, que consistirá, entre otras cosas, en verificar los posibles antecedentes delictivos de los inmigrantes.
Por otro lado, May sigue planteando que el Reino Unido se mantenga en la unión aduanera con la UE pese a que se haga efectivo el Brexit y hasta que se encuentre una solución que evite la frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte, según “The Times”. Si el Reino Unido sigue ligada a las normas aduaneras de la UE sobre bienes más allá del periodo de transición en diciembre de 2020, es más que probable que Londres se limitara la posibilidad de pactar acuerdos comerciales durante años. Además, debería aceptar que los productos que ingresa a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña tengan que estar sujetos a los estándares europeos.
May podría volver a plantear esta opción hoy en su discurso ante el Congreso de su partido. El objetivo sería tratar de desbloquear las negociaciones entre las partes, que se encuentran estancadas precisamente por la falta de acuerdo sobre cómo gestionar la frontera irlandesa. l

May reducirá el ingreso en el Reino Unido de trabajadores poco cualificados tras el Brexit