Rusia confirma que las cajas negras del avión estrellado se conservan bien

A woman places flowers in front of the portraits of crew members of the crashed Airbus A321 plane, operated by Russian airline Kogalymavia, in the company's office in Moscow, Russia November 2, 2015. The Russian airline whose jet Airbus A321 crashed in Eg
|

Las autoridades rusas confirmaron que las dos cajas negras localizadas tras la caída de un avión de pasajeros en la península egipcia del Sinaí se encuentran en buen estado, por lo que en principio podrán ser analizadas sin problema.
El ministro de Emergencias de Rusia, Vladimir Puchkov, explicó ayer a la agencia Itar-Tass que las dos cajas negras no han sufrido daños. Una de ellas sirve para registrar los datos del vuelo, mientras que la otra graba las conversaciones de la cabina.
Los investigadores aún no establecieron ninguna causa concreta del siniestro, aunque en principio apuntaron hacia el fallo técnico. La aerolínea, en cambio, aseguró que la caída del Airbus pudo deberse a “actividades externas”.
Puchkov participó en un encuentro en Egipto junto a autoridades locales y representantes de la agencia de aviación rusa. Durante esta reunión, las dos partes avanzaron hacia una “segunda fase de las operaciones de búsqueda”, para agilizar el traslado de las pertenencias de las víctimas.
A primera hora de ayer llegaron al aeropuerto de San Petersburgo –destino del avión siniestrado– los restos mortales de 144 víctimas, según confirmó a la agencia rusa RIA Novosti un portavoz de Emergencias.  
Mientras, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, abogó por hacer “todo lo posible” para lograr una “imagen objetiva” de la “enorme tragedia” ocurrida el sábado en la península egipcia del Sinaí, donde se estrelló un avión ruso de pasajeros con 224 personas a bordo.

sin descartar hipótesis
La aeronave despegó desde Sharm el Sheij rumbo a San Petersburgo, pero cayó a tierra apenas media hora después por causas desconocidas. Investigadores y aerolínea discrepan sobre los posibles fallos técnicos sufridos por el aparato y el Kremlin evitó descartar por el momento la hipótesis del atentado.
“Sin ninguna duda, debemos hacer todo los posible para obtener una imagen objetiva de lo que ocurrió, de tal forma que podamos reaccionar de una forma acorde”, explicó Putin ayer ante el ministro de Transporte, Maxim Sokolov, recién llegado desde Egipto, informan las agencias de noticias de Rusia.
El mandatario ruso expresó  sus condolencias a las familias y allegados de las víctimas de esta “enorme tragedia”. “En estos momentos de tragedia, sin duda es muy importante sentir cerca el hombro de nuestros seres queridos y que todo el país siente esta horrible catástrofe”, añadió.
La mayoría de las 224 personas que viajaban en el avión –217 pasajeros y siete tripulantes– eran de nacionalidad rusa, así como la aerolínea. En la aeronave también viajaban cuatro personas de nacionalidad ucraniana y una de Bielorrusia. 

Rusia confirma que las cajas negras del avión estrellado se conservan bien