Los prorrusos quieren canjear a los oficiales que tiene retenidos por otros prisioneros

KIV16. Donetsk (Ukraine), 26/04/2014.- A masked pro-Russian protestor stands behind a barb wire crowned barricade near the occupied regional administration building in Donetsk, Ukraine, 26 April 2014. Leaders of the G7 countries agreed to 'move swiftly' t

Un portavoz de las milicias prorrusas que retuvieron el viernes a 13 personas en la ciudad ucraniana de Slaviansk, en el sureste de Ucrania, señaló la posibilidad de que algunos de los secuestrados sean canjeados por “prisioneros” capturados por las fuerzas del Gobierno de Kiev, en particular por el “gobernador popular” de Donetsk, Pável Gúbarev, actualmente en prisión preventiva acusado de intento de usurpación de poder.
Los separatistas prorrusos mantienen retenidos en Slaviansk a siete militares europeos (tres alemanes, un polaco, un danés, un sueco y un checo), junto a otras seis personas, cinco oficiales ucranianos y el chófer del autobús en que el viajaban. El canje se efectuaría con los oficiales ucranianos.
El jefe del “gobierno provisional” de la autoproclamada “república popular de Donetsk (región en el sureste de Ucrania)” , Denís Pushilin, dijo que los milicianos sospechan que los inspectores militares occidentales “realizaban actividades de espionaje en favor de la OTAN”. “Se les confiscaron mapas militares de Slaviansk, con puestos de control señalados en ellos, y munición”, declaró.
El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, no dudó ayer en acusar a Rusia de estar detrás del “secuestro” de los inspectores militares occidentales.
“Este delito no pudo haberse cometido sin autorización u orden directa del Gobierno de Rusia, que coordina y apoya a terroristas que ocupan edificios, toman rehenes, torturan y matan a la gente”, dijo Turchínov.

delincuentes
“La dirección política de Rusia debe ser sancionada conforme al derecho internacional por apoyar y respaldar el terrorismo”, subrayó Turchínov. Destacó que “ni siquiera la existencia de un mandato internacional detuvo a los delincuentes armados” que actúan en Slaviansk.
Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró ayer que Moscú adopta medidas para “resolver la “situación” de los siete inspectores militares occidentales retenidos por las milicias prorrusas.
Además de anunciar su intervención para intentar conseguir la liberación de los inspectores militares, el Ministerio de Exteriores de Rusia indicó que el Gobierno de Kiev debió haber “acordado previamente” su visita a esa región del país.
“Hubiera sido lógico esperar de las autoridades ucranianas que hubiesen acordado previamente los asuntos relativos a la permanencia, actividad y seguridad de los inspectores en regiones donde no controlan la situación y donde han lanzado un operación militar contra los habitantes de su propio país”, agregó el ministerio.
Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Franz Walter Steinmeier, dijo entender a la personas que temen que se desencadene una guerra en vista de los acontecimientos que están teniendo lugar en Ucrania. “Todos sentimos que los acontecimientos de los últimos meses pueden llevar a una ruptura, a una encrucijada para Europa. Que eso produzca miedo puedo entenderlo bien”, manifestó el ministro en una entrevista a Der Spiegel.
Según explicó Steinmeier, nadie pudo prever al inicio “lo rápidamente que nos íbamos a deslizar hacia la mayor crisis desde el final de Guerra Fría”, aunque apuntó que aún no quiere pensar en “una escalada militar entre el Oeste y el Este”.
“Si tomamos ahora las decisiones erróneas, podría costar decenas de años de trabajo por la paz y la seguridad”, indicó Steinmeier, quien advirtió a Rusia de que “a la euforia nacionalista puede seguirle rápidamente la resaca”.

Los prorrusos quieren canjear a los oficiales que tiene retenidos por otros prisioneros

Te puede interesar