Una multitudinaria manifestación clama contra los recortes en sanidad

La manifestación salió de la Casa do Mar por Linares Rivas hasta los jardines de Méndez Núñez susy suárez
|

El personal del sector sanitario y un buen número de vecinos salieron ayer a la calle bajo un lema común: “A sanidade non se vende”. La protesta congregó a miles y miles de personas que salieron de la Casa do Mar hasta los jardines de Méndez Núñez.
En la movilización se podían ver las pancartas de los sindicatos CIG, CC OO, CESM y O’Mega; de partidos como EU, o plataformas como Fronte Cívica o en Defensa da Sanidade Pública. Por medias, los participantes hicieron acopio de sus propios carteles, sobre todo de los de “Se vende” o con mensajes variados: “Hoy hacen área de gestión, mañanda privatización” o “Aquí un enfermero en huelga”.
La marcha transcurrió entre pitidos y alguna que otra cacerolada hasta llegar a su destino, en donde se leyeron los correspondientes manifiestos. Casi dos horas después, se daba por finalizado un acto que pone el broche final a dos jornadas de huelga del personal sanitario.

Huelga
Durante todo el día, los sanitarios estaban convocados a no ir a sus puestos de trabajo en señal de protesta. Para los sindicatos, el respaldo ha sido masivo y calculan el respaldo en un 70%. Una cifra muy alejada de la aportada por el Servizo Galego de Saúde que señala que, en el caso de A Coruña acudieron a la huelga un 32,34%, solo por detrás de Ferrol con un 35,52%.
Como preámbulo a la manifestación de ayer por la tarde, los profesionales coruñeses se concentraban delante de las puertas del Chuac. Entre prefesionales del sector, limpieza e incluso familiares de pacientes, sumaron alrededor de un millar de personas protestando contra las últimas políticas en sanidad.
“Se están entregando a las empresas privadas las parcelas más suculentas de la sanidad para hacer negocio”, subrayaba María Seijo, de la CIG. En la misma línea recordaba que esta protesta se ha organizado en “contra de las políticas sanitarias”. Añadía además que “a pesar de los intentes de boicotearla por parte de la administración, el impacto está siendo muy grande”. Instaba a la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, a que se “siente a negociar” y “retire las medidas de gestión clínica”.
Los trabajadores colgaron en la puerta del Chuac el cartel de “No se vende”. A continuación, iniciaron una pequeña marcha gritando consignas como “Sanidad pública y gratuita para todos”.

Una multitudinaria manifestación clama contra los recortes en sanidad