Desactivada la alerta por ébola en Galicia al dar negativo el paciente en la segunda prueba

Medical workers in protective clothing arrive at Meixoeiro Hospital, transporting, according to local authorities, a possible new Ebola patient, in Vigo, Spain, October 28, 2015. REUTERS/Miguel Vidal
|

El hombre de 24 años natural de Guinea y con domicilio en A Coruña que se encuentra aislado desde el miércoles en el Hospital Meixoeiro de Vigo por ser un caso sospechoso de ébola, dio negativo en la segunda prueba, con lo que se desactiva el protocolo por ébola iniciado tras su ingreso este martes en el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac).
Así lo trasladó ayer el Servizo Galego de Saúde, que indicó que después de la primera prueba del pasado miércoles, en la que el hombre también dio negativo, la segunda prueba recogida tras cumplirse las 72 horas desde que empezó a presentar sintomatología confirma el resultado y permite descartar definitivamente una infección por el virus.
La Dirección Xeral de Innovación e Xestión da Saúde Pública de la Consellería de Sanidade, manifestó en un comunicado que, tras ratificarse el resultado negativo, los criterios de los protocolos establecen que se descarta “definitivamente” la sospecha de infección por el ébola.
Por tanto, se levantan las condiciones de aislamiento en las que se encontraba el hombre y las restricciones a las personas que estuvieron en contacto con él. Fuentes del Sergas indicaron a Europa Press que ahora se procederá al traslado del hombre al hospital de A Coruña.

estable
Las mismas fuentes informaron de que el joven, que ayer estaba estable y sin fiebre, dio positivo en malaria, con lo que se corrobora el resultado de los primeros análisis. De hecho, desde el miércoles por la tarde el paciente empezó a recibir el tratamiento para esta enfermedad.
El hombre, que fue trasladado al Meixoeiro en la mañana de del pasado miércoles desde el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac), había volado desde Guinea –donde estuvo cinco meses visitando a familiares–a Lisboa, desde donde se desplazó por carretera hasta la ciudad herculina, a la que llegó el lunes por la mañana.
El pasado martes acudió al servicio de Urgencias del Chuac y, tras las primeras pruebas y ser interrogado, se identificó la posibilidad de que “cumpliera” los requisitos de caso sospechoso de ébola, al no poderse descartar con seguridad que no hubiera tenido contacto con un paciente con este virus en Guinea.
El subdirector xeral de Información sobre Saúde e Epidemioloxía, Xurxo Hervada, y el jefe de servicio de Medicina Preventiva del Chuvi, Víctor del Campo, habían ratificado del pasado miércoles que la probabilidad de que este fuera un caso de ébola era “muy pequeña” y apuntaron que “la mayoría de casos resultan ser malaria, procesos virales o síndrome gripal o catarral”.
La Consellería de Sanidade agradeció a los profesionales del Chuac, del Chuvi, del 061 y del Sistema de Alertas Epidemiolóxicas su “generosidad” e “imprescindible colaboración”, y a los medios de comunicación el tratamiento y cobertura informativa de este caso, “evitando situaciones de alarmismo innecesario entre la población” y respetando la labor de los profesionales.  
Miembros de la junta de personal del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) manifestaron que la coordinación del operativo de recepción del paciente con sospecha de ébola ha sido “bastante buena”, si bien han criticado que haya sido trasladado al área sanitaria de Vigo “con todo el problema del Álvaro Cunqueiro y el desmantelamiento del Meixoeiro”.
Así, en una rueda de prensa el pasado miércoles, los delegados sindicales de Satse María Calviño, de UGT Alazne Achalandabaso, y de CIG José Gómez, hicieron hincapié en que este traslado se produce a pesar de que en el Meixoeiro no dispone de Unidad de Cuidados Intensivos y falta personal, de hecho se ha tenido que llamar a trabajadores que ahora están en el HAC.
Gómez también criticó que la recepción del paciente en A Coruña “fue como si fuera un usuario normal de urgencias”.

Desactivada la alerta por ébola en Galicia al dar negativo el paciente en la segunda prueba