El juez decano celebra con “enorme alegría” el acuerdo de Tabacos y pide todo el edificio

|

El Ideal Gallego-2011-07-06-003-faf2dc97

a.b./c.r./p.g.l. > a coruña

  Las reacciones a la decisión del alcalde, Carlos Negreira, de ceder     a la Xunta de forma definitiva la Fábrica de Tabacos para usos judiciales no se han hecho esperar. El juez decano fue uno de los primeros en valorar este modelo, que era el demandado por el Ejecutivo autonómico y al que siempre se había opuesto el anterior gobierno local, que sólo estaba dispuesto a ofrecer el inmueble a la Consellería de Presidencia por 75 años prorrogables. Para Antonio Fraga Mandián, el acuerdo entre ambas administraciones supone una “enorme alegría”, aunque eso sí, cree que el Ayuntamiento debería ceder también los 3.000 metros cuadrados del edificio reservados para usos municipales, ya que, aunque a corto plazo considera que non hacen falta, sí resultarán imprescindibles “para necesidades futuras”.
Tal y como explica el juez decano, si el número de juzgados sigue creciendo a un ritmo normal, todas las previsiones apuntan a que la superficie en manos del Ayuntamiento también debería pasar a formar parte del espacio judicial de Tabacos. Desde el momento en el que el anterior gobierno local puso a disposición de la Xunta este inmueble como alternativa al proyecto de la torre de la justicia, Fraga Mandián siempre había insistido en la importancia de que la administración municipal cediese el cien por cien del edificio. Según indicó ayer, aunque asegura que no es necesario que este espacio se incluya en el proyecto para la transformación de Tabacos en la sede de la Audiencia, sí reclama que se reserve para esta superficie para “usos judiciales futuros”.
Pese a esto, ve el acuerdo sellado ayer entre el Ayuntamiento y la Xunta como “el pistoletazo de salida” para la ampliación de las infraestructuras destinadas a la justicia en la ciudad, así como para que A Coruña siga siendo “la capital judicial de la comunidad autónoma”. Sobre la decisión de que la cesión del inmueble se realice de forma permanente, a través de un cláusula para que éste se destine sólo a usos judiciales, Fraga Mandián considera que se trata de un sistema que ya está funcionando en otros lugares, y que lo importante es que se trata de una fórmula “idónea” que “conjuga los intereses de todos”.

“Intolerable” > La opinión del juez decano no tiene nada que ver con la de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento. La portavoz del PSOE municipal, Mar Barcón, calificó ayer de “intolerable” que Negreria ceda el edificio de A Palloza “sin nada a cambio”. “Eso no es lealtad institucional, eso es no saber cuál es la obligación del alcalde, y no saber qué significa la Fábrica de Tabacos en la ciudad”, denunció la socialista, que asegura que “no se puede regalar” el inmueble al Gobierno gallego, ya que se trata de una parte importante del patrimonio de la ciudad. Barcón le exige a Negreira que “deje de ser el alcalde la Xunta y ejerza ya como alcalde los coruñeses”, ya que cree que la actitud del regidor desde su llegada al Ayuntamiento ha sido de “complacencia y sometimiento al Gobierno autonómico”.
El portavoz del BNG municipal, Xosé Manuel Carril, tampoco es partidario de que se transfiera el edificio de forma permanente. “O normal é que a cesión sexa temporal porque co paso do tempo as necesidades poden cambiar, e os propios fins polos que se utilizaban as instalacións tamén poden variar”, destacó el concejal nacionalista.
Por su parte, al portavoz del Ayuntamiento, Julio Flores, le sorprenden las declaraciones de la oposición. “La conclusión a la que llega uno es que no quieren rehabilitar la Fábrica de Tabacos, que nuestra ciudad blinde su condición de capitalidad judicial de Galicia”, manifestó el popular, al que le parece “inaudito” que, tanto Barcón como Carril, “se opongan a una inversión de 20 millones de euros para un proyecto que va a generar empleo”.
Flores cree que el anterior gobierno municipal “trataba de poner todos los palos posibles a la Xunta, y ahora hay otra etapa donde se garantiza la colaboración entre Xunta y Ayuntamiento”. Así, asegura que “mientras unos entienden que se ha claudicado, otros consideran que se ha abierto un proceso de diálogo”.


 

El juez decano celebra con “enorme alegría” el acuerdo de Tabacos y pide todo el edificio