Las obras del Ofimático se retrasan porque aún hay vecinos en la zona

|

El Ideal Gallego-2011-06-28-011-d2916f32redacción > A CORUÑA
 El concejal de Urbanismo, Martín Fernández, se reunió ayer con la delegada de la Xunta, Belén do Campo, el director xeral del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), Antonio Boné, y una representación de los cooperativistas del Ofimático. A estos se les informó de varias cuestiones relativas al polígono.
Respecto a las obras de urbanización, el Ayuntamiento aclaró que a día de hoy no es posible que comiencen, porque aún hay gente viviendo en la zona. El gobierno municipal trabaja para agilizar los trámites para poder realizar la ocupación efectiva de los terrenos y avanzar en los trabajos arqueológicos. Fernández Prado recordó las palabras del alcalde en las que incidió en la “imprudencia” del anterior ejecutivo por haber adjudicado las obras sin posibilidad de entrar de hecho en las parcelas afectadas. Inscripción de parcelas > Por otra parte, el edil aclaró que su departamento trabaja en estos días para realizar las correcciones solicitadas por el Registro de la Propiedad en la documentación y así poder enviarla cuanto antes para cerrar la inscripción. Esta es necesaria, como se recordó la pasada jornada, para que el IGVS pueda hacer efectiva la entrega de las parcelas, si bien este trámite también está sujeto a que finalice la reversión de los terrenos, que, se estima, concluya a finales de año. Mientras el órgano autonómico trabaja en la elaboración de un documento para indemnizar a los cooperativistas por los gastos ocasionados entre la fecha de inscripción en el Registro y la entrega de los terrenos.
La de ayer fue la primera reunión que mantienen las administraciones de forma conjunta con los implicados en el futuro  ámbito residencial, a la que seguirán nuevos encuentros con el resto de sectores, dentro de la “apuesta por el diálogo, la transparencia y la seguridad jurídica” que se comprometieron a ejercer el Ayuntamiento y la Xunta, según un comunicado municipal.

Las obras del Ofimático se retrasan porque aún hay vecinos en la zona