La Navidad en Galicia será solo con convivientes salvo casos excepcionales

Decenas de personas pasean por la ciudad de Ourense bajo la iluminación navideña | brais lorenzo
|

El comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia aconsejó que las reuniones navideñas estén compuestas en Galicia por una única unidad familiar en todas y cada una de las fechas habituales de encuentros, si bien se contemplan ciertas salvedades, aunque con topes. 

Es lo que detalló ayer el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, tras la reunión del comité clínico, que recomendó que las celebraciones se lleven a cabo con una única “burbuja de convivientes”, con la salvedad de “incorporar a alguna persona adicional” en casos principalmente de mayores que vivan solos. 

En el supuesto de que ese máximo se tuviese que “romper”, establece un tope de seis personas, cómputo en el que no contarán los menores de diez años. 

El conselleiro insistió en que el grupo “burbuja” debe ser el mismo en cada una de las celebraciones navideñas y, en este sentido, pidió “no hacer trampas al solitario” tales como reunirse en las jornadas del 24 y 25 con una unidad familiar y en las del 31 y el 1 con otra, porque eso supondría juntarse varios núcleos de convivencia. 

A este respecto, el conselleiro subrayó que Galicia trabaja con el “concepto de conviviente” y no de allegados a fin de limitar “al máximo” cualquier tipo de movilidad. 

Además, Comesaña desgranó otras recomendaciones orientadas a la organización de las comidas y cenas navideñas de cara a que principalmente se celebren al aire libre o con ventilación, que la mesa sea colocada por una sola persona que previamente ha de desinfectarse las manos, que se eviten los saludos o que no se compartan bebidas o comidas. 

También recomendó reducir al máximo las relaciones sociales en los días previos a las reuniones para evitar contagios. 

García Comesaña consideró que las propuestas de Galicia son muy claras y, confesó, no sabe cómo “podrían ser más duras” ya que el Gobierno no “puede pedirle a una familia que no cene” como lo hace en cualquier otra jornada.

Asimismo, pidió responsabilidad en el cumplimiento de estas recomendaciones porque “esta es la última Navidad sin vacuna” por lo que no se debe tirar “por la borda todo el esfuerzo” realizado.  

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y lanzó una petición de responsabilidad con un aviso: a ocho días de Nochebuena, los comportamientos de hoy tendrán “consecuencias” para esa fecha. “O hay responsabilidad individual o ningún protocolo será útil”, avisó tras recordar que “el virus no entiende de fechas navideñas”.

La Navidad en Galicia será solo con convivientes salvo casos excepcionales