La Xunta confía en un “aterrizaje suave” en el nuevo modelo de los fondos de la UE

A conselleira de Facenda, Elena Mu–oz Fonteriz, inaugurar‡ a xornada Financiamento da Uni—n Europea para as empresas 2015-2020, organizada pola Confederaci—n de Empresarios de Galicia

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, subrayó ayer que Galicia utilizará una “red de seguridad” para salir del marco de convergencia y “aterrizar” suavemente en el nuevo modelo, en el que dejará de pertenecer a las regiones que constituyen el primer objetivo.
Señaló que Galicia es una de las pocas comunidades de las regiones europeas y la “primera” de España que dejará de pertenecer a este grupo, a través de una “transición” que consistirá en tasas de cofinanciación elevadas –de hasta el ochenta por ciento–, una concentración temática más sensible, y una financiación del 40% más con respecto a las regiones desarrolladas.
“Es la oportunidad para aproximarse a la convergencia y ganar en compromiso y creación de empleo, para brindar la recuperación económica”, indicó la titular de Facenda durante la inauguración de las jornadas de Financiación de la Unión Europea para las empresas 2015-2020, organizada por la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) en Santiago.
En este sentido, dijo que la implementación de los recursos se producirá de forma separada entre el gasto regional y el nacional, y que Galicia aumentará su capacidad de gestión de los fondos directos hasta alcanzar el 45%. Todo ello, apuntó, para lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.
Así, Muñoz apeló a la política de cohesión de la Estrategia Europea 2020, que se aplicará a partir del próximo año, garantizando una actuación “uniforme y homogénea”.
Muñoz estuvo acompañada por el presidente de la CEG, José Manuel Fernández Alvariño, quien recordó que la Unión Europea pondrá a disposición de las empresas de Galicia una “ingente cantidad de recursos”, a través de los programas de la Comisión en diferentes materias, como transporte, energía, medioambiente o innovación.
A juicio de Fernández Alvariño, estos recursos ayudarán a las empresas gallegas a preparar “propuestas competitivas”.
No obstante, observó que las condiciones y las prioridades de gasto harán que la inversión requiera “de un esfuerzo de todos” y, en especial, de las empresas, ya que es un “momento trascendental”. Fernández Alvariño abundó en que, para abordar esta nueva coyuntura, es “clave” articular instrumentos “flexibles, ágiles, sencillos y pagados en tiempos razonables”, un hecho para el que la CEG ofrece su “colaboración” a la Administración, con el único objetivo de “optimizar el aprovechamiento de los recursos” que la UE pone a disposición de Galicia.

La Xunta confía en un “aterrizaje suave” en el nuevo modelo de los fondos de la UE

Te puede interesar