Dispuesto a perder dinero

Deporte Campeón-2014-04-02-006-1e8d5669
|

redacción 
a coruña

La economía de guerra del Deportivo complica la consolidación de su estructura de cantera. Primero, se desestimó la contratación de Marco Otero, hombre fuerte en la base de equipos como el Basilea o el Grasshopper. Las cifras que maneja el club herculino le han obligado a centrarse en otros objetivos y, en este sentido, ha planteado una oferta firme a otro Otero, en este caso Toni, director de la cantera del Celta de Vigo, que acaba contrato esta temporada, pero a quien los números no le salen.
Tras las reunión que mantuvieron el club coruñés y Toni Otero el lunes de la semana pasada, el Deportivo le hizo llegar el viernes una propuesta que consideraba definitiva. En ella, el club herculino era consciente de que no satisfacía las pretensiones del empleado del Celta porque las condiciones económicas del Deportivo no son boyantes.
A cambio, le ofreció un contrato más largo, inicialmente tres temporadas y dos opcionales a mayores, para que no tenga la presión actual de renovar año a año. Su salario bruto aumenta ría campaña a campaña a partir de 70.000 euros brutos. 
El Deportivo también estableció en su propuesta retribuciones superiores en función de objetivos variables como el ascenso del Depor B o los resultados del juvenil. Además, el club coruñés incluyó un porcentaje sobre el traspaso de jugadores de la cantera que se formen durante su etapa, sobre la plusvalía de estos, o cantidades determinadas en el caso  de que lleguen a las diferentes categorías de la selección nacional o tengan ficha profesional con el primer equipo.
Otero se llevaría incluso un  porcentaje sobre ingresos atípicos que genere, ya sea en la cantera o en el fútbol profesional. Además, el Deportivo le pondría coche o le pagaría el kilometraje y cubriría en ambos casos sus gastos de desplazamiento. Aún así, el Deportivo no alcanza las pretensiones del responsable del fútbol base del Celta. 
Toni Otero le ha comunicado al Deportivo que con esa propuesta acabaría perdiendo en tres años más de cien mil euros ya que, aunque el salario base es similar al que percibe en el Celta, los ingresos variables son inferiores. En el Celta, por ejemplo, se lleva una cantidad extra en el caso de que el equipo esté en Primera, pero la propuesta del Deportivo no lo contempla. 
Además, el director de cantera del Celta se trasladaría a A Coruña con su familia, con lo que también tendría que afrontar otros gastos adicionales en el caso de aceptar la oferta.
En virtud de esos números que le ofreció el Deportivo, Otero realizó una contrapropuesta al equipo que preside Tino Fernández con un salario anual superior y determinadas mejoras en otras partidas, pero en la que estaría dispuesto a perdonar dinero para incorporarse a la estructura del conjunto deportivista. n

Dispuesto a perder dinero