El aguacero condicionó el regreso a Abegondo

Deporte Campeón-2018-12-19-004-c2771c15
|

La intensa lluvia que cayó ayer en toda la provincia condicionó el regreso del Deportivo a los entrenamientos, ya que los futbolistas apenas saltaron al terreno de juego.

En primer lugar, todos los integrantes de la plantilla, a excepción de los guardametas, que tuvieron trabajo específico con el entrenador de porteros, realizaron trabajo de fuerza en el gimnasio de la ciudad deportiva. Las tareas se prolongaron durante una hora.

La sesión de los blanquiazules, que el lunes disfrutaron de un día de descanso, continuó en el césped, pero solo para los que fueron suplentes contra el Zaragoza y los que no disputaron dicho encuentro. Estos jugaron un partido de alta intensidad a medio campo.
En este ejercicio también participó el portero del Fabril Pedro López.

Los que fueron titulares contra el conjunto aragonés directamente se retiraron al vestuario para continuar con ejercicios de recuperación, someterse a un baño de contraste y tratarse con los fisios.

El lateral izquierdo Diego Caballo, que el pasado sábado formó en el once inicial que se enfrentó al Zaragoza, afrontó ayer un entrenamiento preventivo.

Tampoco participaron en la dinámica del grupo Carlos Fernández y Gerard Valentín, que continúan con sus respectivos procesos de recuperación. El lateral derecho hizo trabajo de redaptación.

Eneko Bóveda, por su parte, recibió el permiso del club para ausentarse de la sesión.

El aguacero condicionó el regreso a Abegondo