Rajoy reivindica sus reformas ante unas mejoras que el PSOE atribuye al BCE

Rubalcaba y Rajoy rivalizaron en el pleno del Congreso por demostrar quién conocía mejor los evangelios efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reivindicó ayer la decisiva influencia de sus reformas en la mejora económica de España y rechazó la interpretación que hizo el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que datos como la bajada de la prima de riesgo se deba sólo a la actuación del BCE.
Rajoy compareció por vez primera en 2014 ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del Consejo Europeo del pasado mes y, además de mostrarse satisfecho por sus avances para la integración de la UE, aprovechó para reiterar su mensaje de optimismo hacia la economía española.
En Europa cree que se acabó “la zozobra y el desasosiego” que formaban “una nube negra” sobre cada reunión de los líderes europeos, y en España se ha empezado a “transitar por la senda de la recuperación” y ve el presente y el futuro con esperanza.

contribución española
El jefe del Ejecutivo destacó la contribución española para la adopción en la UE de políticas de crecimiento y consideró que las reformas en España han llevado a la reducción del déficit, la mejora de la competitividad y la bajada de la prima de riesgo.
No lo ve así Rubalcaba, quien manifestó que la reducción de la prima de riesgo se debe a la actuación del Banco Central Europeo (BCE) y a las palabras de su presidente, Mario Draghi, garantizando toda la actuación que fuera necesaria por parte de su institución.
Para apuntalar ese argumento, echó mano de una frase del evangelio de San Mateo (“Una palabra tuya bastará para sanarme”), a lo que Rajoy respondió con otra del evangelio de San Juan: “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.
Un pasaje que evocó al considerar que fueron las políticas del Gobierno anterior las que condujeron a España a la crisis, y Rubalcaba, como miembro destacado del mismo, “no podrá tirar la piedra porque no está libre de pecado”.

falsedad
Para Rajoy, es una “falsedad” decir que las políticas nacionales no sirven para nada, y el secretario general del PSOE volvió a las frases bíblicas para delimitar a quién corresponde el éxito de ciertas mejorías: “A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César”.
Por tanto, consideró el líder de la oposición que “a Draghi le corresponde la bajada de la prima de riesgo” y a Rajoy sus reformas, entre ellas, según destacó, la laboral, que cree que ha traído más precariedad.

Rajoy reivindica sus reformas ante unas mejoras que el PSOE atribuye al BCE

Te puede interesar