Trabajadores y Ayuntamiento acuerdan las condiciones del servicio de limpieza

Ambas partes se reunieron ayer para limar asperezas sobre las premisas del pliego de contrato del servicio de limpieza
|

La Concejalía de Medio Ambiente y el sindicato STL (Sindicato de Trabajadores de la Limpieza) llegaron ayer a un acuerdo en las condiciones de los pliegos de contratación de la nueva concesión del servicio, después de una reunión en la que finalmente limaron asperezas.
Según el secretario general de la organización, Miguel Ángel Sánchez, el encuentro empezó mal y los representantes municipales abandonaron el mismo para reunirse entre ellos y valorar propuestas en las que cedieron y que tienen que ver con la distancia de la base de la futura concesionaria, que no deberá suponer más de 20 minutos de distancia con el punto más alejado del recorrido.
En este asunto, el equipo de María García trazaba un mapa de recogida desde punto A a B, siendo este último el distrito de Monte Alto, sin concretar ningún lugar: “No es lo mismo la calle de la Torre que la propia Torre de Hércules”, que es la parada más distante. Con eso aclarado, el Ayuntamiento incluirá esta premisa en la oferta, de forma que desde donde estén aparcados los camiones hasta el faro no lleguen a la media hora: “Por muy lejos que se ubique la base no llegas a ningún ayuntamiento limítrofe”.
De todas maneras, explica el representante que el sindicato, que es mayoritario dentro del servicio de limpieza, y un miembro del comité de empresa irán con los vehículos con los que aspiran a ganar el concurso para comprobar que se ajustan al tiempo requerido a una velocidad que garantice la seguridad vial.
De no cumplir con este requisito, las propuestas quedarán excluidas por no pasar la parte técnica. Además, STL consiguió una certificación en la que los trabajadores pertenecerán únicamente al centro de A Coruña y esto imposibilitará un posible traslado a otras ciudades donde la firma adjudicataria realice idénticas tareas: “Es una diferencia notable y sustancial”.
En cuanto a la reducción de opciones debido a que la ubicación tiene que estar en A Coruña para poder conectar con la glorieta anterior a la Torre de Hércules en 20 minutos, Sánchez cree que las firmas pueden acercar sus sedes y, en general, el sindicalista aplaude lo acordado ayer porque “han cedido a nuestras pretensiones, incluido lo del desplazamiento”.
Por su parte, la titular de Medio Ambiente, María García, explicó que incluirán las aclaraciones que pulieron entre ambas partes en la reunión.
Así, queda constancia que la empresa contratista debe tener una nave fija, que puede estar localizada tanto en A Coruña como en un municipio limítrofe, “unha concesión esta última que vén derivada da escaseza de chan industrial dentro do termo municipal que se axuste ás características demandadas para este servizo, así como ao feito de non restrinxir, por esta causa, a participación no proceso de potenciais operadoras interesadas, de forma que se favoreza á maior concorrencia posible”.
Evitar pérdidas de tiempo
Desde la concejalía recuerdan que, en su redacción original, el pliego ya especificaba que la situación de la citada nave industrial “deberá permitir que os vehículos de recollida de residuos se ubiquen en calquera punto do municipio, en horario de saída da quenda de noite, nun período de tempo inferior a 20 minutos”.
La cláusula estaba presente desde el principio con la finalidad de evitar la pérdida de tiempo efectivo de los trabajadores y para asegurar la adecuada prestación del servicio con la calidad exigida.
Lo de ayer sirvió para añadir concreciones en distancias y aclaraciones sobre la forma en que se llevará a cabo el proceso de comprobación previsto. En función de lo alcanzado con STL, la Administración local verificará, mediante personal municipal y una persona conductora, el cumplimiento de este requisito: “Estas comprobacións poderán ser, ademais, presenciadas por un representante do comité de empresa”, tal y como indicó Sánchez.
Esto no dilatará el proceso de licitación del servicio al realizarse en el período de valoración de las ofertas técnicas. Se realizarán entre los lunes y miércoles para simultanear varias y a bordo de un camión compactador biocompartimentado (de 20 metros cúbicos) o similar, siguiendo la misma metodología en todas y en el turno de noche: “Deixamos claro que o persoal non poderá levar a cabo a súa actividade en instalacións alleas ás especificadas no contrato e que o contratista deberá cumprir as disposicións laborais en vigor, incluíndo o convenio de aplicación e mantendo as condicións laborais e sociais dos traballadores”
Para María García, el modelo de licitación es pionero al tener en cuenta un total de 170 propuestas de 27 fuentes distintas. l

Trabajadores y Ayuntamiento acuerdan las condiciones del servicio de limpieza