Con música y una tarta gigante, Stratford celebró los 450 años de Shakespeare

Retrato del grabado del escritor ingles, William Shakespeare. EFE/Archivo
|

Con un desfile, una tarta gigante y música, los residentes de Stratford-upon-Avon, la localidad natal de William Shakespeare, celebraron hoy por todo lo alto los 450 años del escritor, al que le cantaron el feliz cumpleaños.

En un día frío, los habitantes de Stratford, así como escolares, turistas y diplomáticos se sumaron a los festejos para rendir tributo al más universal de los escritores en lengua inglesa.

Aunque la fecha exacta del nacimiento de Shakespeare (1564-1616) es un enigma, se sabe con certeza que fue bautizado un día como hoy hace 450 años en esta pequeña localidad del centro de Inglaterra.

Stratford se vistió de amarillo y negro, los colores tradicionales de la familia de Shakespeare, colgando globos y banderines en los escaparates de las tiendas, en las ventanas y puertas de las casas, en árboles y mástiles callejeros.

El desfile empezó en la escuela secundaria King Edward VI, donde estudió el dramaturgo y de donde 636 adolescentes portando flores salieron para iniciar el recorrido por Stratford, llevando además carteles con el rostro de Shakespeare y en los que se podían leer frases como "algunos nacen grandes" y "algunos consiguen grandeza".

James Williams, alumno de 16 años del colegio King Edward, dijo hoy a Efe que sin Shakespeare "el teatro no hubiera florecido en el Reino Unido" y admitió que a veces "se olvida" que está estudiando en las mismas aulas por las que pasó el dramaturgo inglés.

A esta procesión se sumaron niños portando flores amarillas, bandas de música, gente vestida con trajes tradicionales del siglo XVI y hasta un Shakespeare encarnado por el lugareño John Evans, acompañado por su mujer, Mónica, quien, también ataviada con un vestido de la época, se puso en la piel de Anne Shakespeare.

Tampoco faltó la tarta de cumpleaños, de tamaño gigante y que fue transportada por una carreta tirada por dos caballos.

Al llegar los escolares al centro de Stratford y tras escucharse el himno "Dios salve a la Reina", comenzó el homenaje oficial, en el que todos los congregados cantaron el feliz cumpleaños y se izó una gran bandera con la imagen del escritor, en la que se colocaron los nombres de todas las obras de teatro escritas por el dramaturgo, como "Hamlet", "Otelo" o "Romeo y Julieta".

En el centro mismo de la localidad se izaron también banderas de distintos países, entre ellas la española, pues muchos enviaron representación para sumarse a las celebraciones por el personaje cultural más icónico del Reino Unido.

A través del embajador de España en Londres, Federico Trillo, el rey Juan Carlos I envió -en su nombre y en el de los españoles- un mensaje con felicitaciones por los 450 años de Shakespeare.

"Él fue vuestro ciudadano más famoso, que se convirtió en un destacado representante de la literatura universal", según el mensaje enviado por el monarca hecho llegar a Stratford-upon-Avon.

Tras cantarse el feliz cumpleaños en la plaza central, se soltaron al aire miles de globos negros y amarillos.

El desfile -encabezado por una banda de música y un escolar que portaba una pluma como símbolo del legado literario del escritor- continuó hacia la iglesia donde está la tumba del dramaturgo y donde se depositaron miles de flores amarillas.

Además de escolares y dignatarios locales, al desfile se sumaron representantes de numerosos países extranjeros.

Niños, padres y abuelos recorrieron las calles portando banderines con el rostro de Shakespeare, mientras cientos de turistas llegados desde Londres les tomaban fotografías.

Una familia que vive cerca de la iglesia salió a la calle con copas de champán para celebrar el cumpleaños al paso del desfile, mientras que una banda musical tocaba "para bailar la bamba", como señal de que se trataba de una gran fiesta.

Con música y una tarta gigante, Stratford celebró los 450 años de Shakespeare