La Fiscalía investiga a los Mossos por no desalojar a los CDR de la AP-7

Un grupo de los CDR levanta las barreras de un peaje de la AP-7 | aec
|

La Fiscalía de Cataluña ha abierto una investigación a los Mossos por no haber intervenido para desalojar a los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) que permanecieron de forma “injustificada” varias horas durante el Puente de la Constitución cortando autopistas y levantando peajes.
En un decreto, el Fiscal Superior de Cataluña, Francisco Bañeres, advierte de que, de confirmarse la “ausencia de conminación” por parte de los agentes para disuadir a los CDR de su conducta o la “lenidad en exigir el restablecimiento del orden y la restitución del derecho de los ciudadanos afectados”, la actuación de los Mossos podría “dar lugar a responsabilidad”, por lo que ordena la apertura de diligencias de investigación.
En concreto, Bañeres ordena al comisario jefe de los Mossos, Miquel Esquius, que en un plazo máximo de diez días remita un informe detallando las actuaciones practicadas por la policía catalana durante los cortes de autopista y el levantamiento de peajes por parte de los CDR. El fiscal reclama al jefe de los Mossos que precise en su informe quiénes eran los responsables de las operaciones, así como las órdenes o comunicaciones cursadas durante los acontecimientos y una reseña de los incidentes que pudiesen haber surgido en su ejecución.
En plena polémica por las críticas del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a los Mossos d’Esquadra por sus cargas contra grupos que querían boicotear actos de Vox en Girona y Terrassa (Barcelona) el pasado Día de la Constitución, los CDR cortaron dos días después, el 8 de diciembre, durante quince horas la AP-7 en l’Ampolla (Tarragona), sin que los Mossos actuaran para desalojarles del lugar.

Perjucios
Posteriormente, el domingo 9 de diciembre, los CDR levantaron sin oposición policial las barreras de peaje en varias autopistas catalanas, en plena operación regreso del puente de la Constitución, propiciando, según detalla el escrito de la Fiscalía, que “la multitud de conductores que circulaban por dichas vías lo realizasen de manera gratuita, con el consecuente perjuicio a la empresa concesionaria”.
“Se tiene constancia de que, tanto en uno como en otro episodio, comparecieron dotaciones de los Mossos d’Esquadra, resaltándose –en las diferentes noticias que se hicieron eco de ambos incidentes– que el comportamiento de las unidades destacadas no se orientó a disuadir a los concentrados de su conducta”, resalta el escrito del Ministerio Público.
Según el Fiscal Superior, de las informaciones recabadas se constata también que los Mossos no emplearon ante los CDR, “de haber sido necesaria”, la fuerza “imprescindible y proporcional para restablecer el orden jurídico ante una actuación ilegal”, dando lugar con ello “a una permanencia injustificada” y lesionando los derechos de “multitud de usuarios de la autopista” y de las concesionarias.
Mientras, el Govern salió ayer en defensa de la actuación de los Mossos tras acoger con “sorpresa” las cartas de advertencia del Gobierno, al que pidió que no se “deje llevar” por el PP y que, en lugar de volverse a “equivocar” con el 155, transite “por la vía del diálogo”.

La Fiscalía investiga a los Mossos por no desalojar a los CDR de la AP-7