Obama exige el cierre de Guantánamo porque perjudica la seguridad de EEUU

A group of detainees observe morning prayer before sunrise inside Camp Delta at Guantanamo Bay naval base in an October 28, 2009 file photo provided by the US Department of Defense. President Barack Obama urged lawmakers on Tuesday to give his plan to clo
|

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el envío al Congreso del plan del Pentágono para proceder al cierre “de una vez por todas” del centro de detención de Guantánamo, en Cuba, argumentando que su existencia perjudica a la seguridad de Estados Unidos. 
El secretario de Defensa, Ashton Carter, resaltó que el cierre de Guantánamo “ahorrará dinero” a las arcas públicas. De acuerdo con el plan presentado por el Pentágono, se estima que el cierre de Guantánamo ahorraría entre 65 y 85 millones de dólares al año, por lo que en un plazo de tres a cinco años se ahorrarían los hasta 475 millones en los que se estima el coste.
“Por tanto, cerrar Guantánamo generaría al menos 335 millones de dólares en ahorros netos en un plazo de 10 años y de hasta 1.700 millones de dólares en 20 años”, precisó el Departamento de Defensa.
El Pentágono reconoció que el Gobierno es consciente de las restricciones actuales existentes al traslado de detenidos en Guantánamo a Estados Unidos así como al uso de fondos para construir o modificar instalaciones para dicho traslado pero “desea trabajar con el Congreso para acabar con dichas restricciones”.  
Obama defendió el trabajo del Pentágono para proceder al cierre “de una vez por todas” del centro y subrayó que está claro que esta instalación “no mejora nuestra seguridad nacional, al contrario, la perjudica”.
Así argumentó que tanto él como sus asesores militares consideran que Guantánamo sirve como herramienta de reclutamiento y propaganda para organizaciones terroristas, además de afectar la relación de Estados Unidos con sus aliados.
“No quiero pasar este problema al siguiente presidente, quien quiera que sea y si, como nación, no abordamos esto ahora, ¿cuándo lo haremos”, preguntó.
El presidente lamentó que la postura de los republicanos en el Congreso haya impedido hasta ahora cerrar el centro de detención como él prometió antes de llegar a la Casa Blanca y apeló a “cerrar un capítulo en la historia” de Estados Unidos y “hacer lo correcto”.
El Congreso había dado de plazo hasta hoy a la Casa Blanca para que presentara un plan para el cierre del centro de detención. Obama aseguró que el Gobierno está comprometido con proceder a su cierre “de una manera responsable y segura” y para ello se han identificado posibles lugares a los que trasladar dentro de Estados Unidos a los prisioneros a los que aún no se ha aprobado trasladar a otros países
Según explicó, de los 91 reclusos que todavía permanecen en Guantánamo, ya está aprobado el traslado de 35 de ellos a sus países de origen o a terceros países, por lo que los restantes serían trasladados a algún centro de detención dentro del territorio estadounidense.
Entre los detenidos restantes, según los medios, figuran 46 a los que las autoridades estadounidenses consideran demasiado peligrosos como para ponerlos en libertad debido a ser una potencial amenaza, así como otros diez que fueron imputados o condenados por las comisiones militares.

Obama exige el cierre de Guantánamo porque perjudica la seguridad de EEUU