Los placeros de Adormideras instan al Ayuntamiento a acelerar las obras de reforma

Los comerciantes tuvieron que indicar la acumulación de agua en uno de los pasillos esta semana | patricia g. fraga
|

Los escasos comerciantes que sobreviven en el mercado de Adormideras –otro negocio más echó el cierre hace escasas semanas por jubilación– apuran al Gobierno local a realizar las obras de rehabilitación del inmueble que anunció a principios del verano pasado.
Aunque en 2017 se les indicó que la actuación más profunda se pondrá en marcha en 2019, justo antes de las elecciones municipales, aseguran que tenían el compromiso de que las cubiertas serían sustituidas “a finales del año pasado”.

La última noticia que recibieron es que esa variación de un techo con fibras de amianto se realizaría durante este mes de marzo. No se les marcaron días concretos pero instan a la Marea a que los operarios se trasladen de inmediato y que todas las actuaciones se aceleren lo máximo posible para licitar pronto los puestos vacíos y que no se deje morir el centro comercial.
Al respecto del techo esta semana se vieron obligados a colocar carteles de advertencia en uno de los pasillos ya que existía una gotera y como una arqueta está pendiente de reparación se dieron ciertas acumulaciones de agua los días de lluvia.

En relación al futuro, en distintos puestos reconocen que en los últimos tiempos (desde que cerró una especie de ultramarinos) han ido perdiendo clientela porque los vecinos ya tienen que salir del barrio para hacer las compras más grandes y aprovechan para adquirir todo fuera.
Por ello insisten en pedir que se consiga que un pequeño supermercado se implante en el edificio y acompañe a las cinco tiendas que siguen después de un último adiós hace escasos días. Recuerdan también que quieren que salgan a concurso los espacios libres porque hubo solicitudes y estas se denegaron por la reforma pendiente. l

Los placeros de Adormideras instan al Ayuntamiento a acelerar las obras de reforma