Educación atenderá mañana al ANPA del Agra del Orzán para analizar el uso de la piscina

La piscina se construyó en terrenos cedidos por el instituto quintana
|

La brecha entre la Consellería de Educación y la Asociación de Nais e Pais (ANPA) del Instituto Agra del Orzán continúa abierta tras la prohibición realizada por la Xunta para el uso de la piscina del polideportivo por parte de los estudiantes. Mañana los representantes de la comunidad escolar serán recibidos en la jefatura territorial para intentar establecer un diálogo y llegar a un acuerdo. Si este no se alcanza y los niños siguen sin recuperar sus derechos sobre una instalación para la que el instituto cedió sus terrenos, los progenitores iniciarán las movilizaciones en la calle.
“Pedimos hablar con el jefe provincial el mes pasado y pasó olímpicamente, pero este lunes iremos con Confapa y con las Anpas de los colegios de Culleredo y Cambre que tuvieron problemas con la comida estos días”, explica el presidente de la agrupación del Agra del Orzán, Julio Martínez.  
En cualquier caso reconoce que no existe demasiada esperanza de que sus demandas sean escuchadas. Además, les resulta llamativo que vayan a mantener una reunión sobre la piscina al tiempo que se habla de los comedores. 
Por ello, los padres tienen “concentraciones preparadas” y, de hecho, algunos que no pertenecen a la asociación insistían en iniciar las protestas el pasado viernes. Sin embargo, esa intención se frenó y las convocatorias se harán si mañana no logran un compromiso en firme para que los alumnos del centro puedan regresar de forma gratuita a la piscina de la polémica. 
“Tendremos que comunicárselo a la delegación del Gobierno porque están cerca las elecciones y es el momento de hacerlo”, recalca el presidente. A su vez advierte de que, si no obtienen resultados, disponen de imágenes para demostrar que el pabellón que también gestiona la firma Gaia “no reúne las condiciones mínimas para estar abierto al público”. 
Mientras los progenitores estudian varias estrategias, ayer el Ayuntamiento se sumó a sus reclamaciones. La concejala de Justicia Social y Cuidados, Silvia Cameán, instó a la Xunta a resolver el contencioso que mantiene con la concesionaria de las infraestructuras deportivas para permitir el uso a los niños que cursan la ESO y el Bachillerato. 
Por el momento, tan solo están libres de la clausura los estudiantes de los módulos de Formación Profesional vinculados a técnicas de salvamento. 
Cameán recordó que existe un convenio de hace 23 años en virtud del cual se acordó que la piscina “sería para uso prioritario, en horario lectivo, do alumnado”. Al igual que ya había hecho el PSOE hace días, el BNG sumará fuerzas a la causa presentando varias iniciativas al respecto en el Parlamento gallego.

Educación atenderá mañana al ANPA del Agra del Orzán para analizar el uso de la piscina