Un estudio demuestra que la genética influye en que se desarrolle el sida

El seguimiento de enfermos se llevó a cabo en el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) EP
|

Un estudio realizado con pacientes de VIH del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) demostró que hay componentes genéticos que influyen en que una persona infectada con el virus no desarrolle el sida. Los individuos analizados no habían sido sometidos a medicación alguna en un periodo de ocho años desde el diagnóstico de la infección.
Según informó la Xunta ayer en un comunicado, el trabajo fue galardonado con el segundo premio a la mejor investigación científica en Galicia en el ámbito del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual.
“Hay personas infectadas con el VIH que tienen marcadores genéticos que impiden la progresión hasta llegar a padecer SIDA”, resumió el autor del estudio y doctor en Farmacia, Alfredo Rodríguez Da Silva.
Esta investigación se realizó mediante el seguimiento de 400 pacientes con VIH, la mayoría del área de Vigo, durante seis años. Del total se identificaron a 354 pacientes como “progresores” frente a 46 “no progresores a largo plazo”, lo que permite relacionar la presencia o asociación de estos marcadores genéticos como factores protectores de la evolución de la enfermedad.
Asimismo, informaron de que para la realización del estudio se contó con una población heterogénea y multirracial –formada por caucásicos, hispanos y africanos o afroamericanos–, que incluía representantes de los principales grupos de riesgo a la hora del contagio.

TESIS PIONERA
El objetivo del estudio era analizar las características epidemiológicas, clínicas y analíticas de los pacientes infectados por VIH-1 para estimar la prevalencia de los marcadores genéticos y determinar su relación con la progresión de la infección. Este estudio, que ha servido de base para la tesis doctoral de Alfredo Rodríguez Da Silva y ha dado lugar al registro de una patente, es el primero a nivel nacional que analiza los principales marcadores genéticos asociados a la lenta progresión del virus.
El autor afirmó que “el resultado refuerza la teoría de que la inmunidad celular juega un papel importante en el atraso del desarrollo de la enfermedad”.
Este estudio podría permitir un gran avance a la hora de tratar a los enfermos, ya que actualmente viven en España entre 130.000 y 160.000 personas con infección por el VIH, de las que entre un 20 y un 25% no están diagnosticadas.

Un estudio demuestra que la genética influye en que se desarrolle el sida