La Cocina Económica calcula que el reparto de raciones en la Sagrada Familia crecerá un 48%

Los concejales Miguel Lorenzo y Susana Pazo acompañaron a la Cocina Económica en el estreno
|

La Cocina Económica abrió ayer la tercera sede de reparto de comida en la Sagrada Familia cerrando así los preparativos para el proyecto de descentralización que se planteó allá por el mes de febrero. La entidad benéfica estima en 210 raciones el trabajo diario, si bien augura que la demanda crecerá un 48% en muy poco tiempo.
En el primer día de distribución de comida en el barrio –en el que presidente y tesorero de la institución solidaria, Alberto Martí y Emilio Suárez, respectivamente, estuvieron acompañados por el concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, y la edil de barrio, Susana Pazo– los voluntarios entregaron “110 raciones a 27 familias”.
En los próximos días, una vez que se entreguen las tarjetas al resto de usuarios susceptibles de recoger los alimentos en la Sagrada Familia, la cifra aumentará hasta los 210 platos. No obstante, Suárez, que también es el encargado de la iniciativa, comenta que esperan “un repunte de hasta 300 o 310 en poco tiempo porque están apareciendo” más personas pidiendo la ayuda de la entidad.
También en los próximos días se ocuparán de dar los últimos retoques de “aislamiento” al local cedido por el Ayuntamiento porque como las gradas de un campo de fútbol sirven como techo van surgiendo pequeñas goteras en las que se está trabajando. “Pero ya tenemos todo tipo de garantías de accesibilidad y saneamiento”, tranquiliza el tesorero de la Cocina.
A nivel general, Suárez asegura que el nuevo sistema está funcionando “fenomenal”. “Estamos súper contentos; en O Castrillón hemos pasado de 60 a 110 raciones y en O Birloque de 110 a 220”, explica.
Por su parte, en el acto el concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, recalcó que el gobierno local colabora con la organización a través de dos convenios nominativos, uno por valor de 15.000 euros y otro cuyo presupuesto asciende a 18.000 euros. n

La Cocina Económica calcula que el reparto de raciones en la Sagrada Familia crecerá un 48%