Bribes mantiene intacta su tradición del belén

|

La tradición “belenista” de Bribes demostró ayer seguir intacta entre la población de esta parroquia cambresa. San José, la virgen María y el niño Jesús, además de los Reyes Magos y todo tipo de personajes camparon a sus anchas por el entorno de la rectoral en una nueva edición del belén viviente, en la que participaron cerca de 80 personas.
Los bribenses llevaban varios meses organizando el evento y elaborando los trajes –las mujeres costureras del centro social han trabajado sin descanso las últimas semanas–, con el objetivo de deslumbrar a todos los visitantes que pasan por la zona, que no son pocos, especialmente familias con niños pequeños.
Al nacimiento no le faltaba detalle y los protagonistas recrearon la escena del nacimiento de Jesús en el pesebre, con la posterior ofrenda de regalos al Mesías y felicitaciones a María y José. La foto de familia reflejó que el belén sigue siendo una de las tradiciones más especiales de Bribes, con la participación de multitud vecinos de Cambre y otras localidades.

talleres, comida y música
Los niños pudieron participar en talleres de repostería para elaborar rosquillas y dulces típicos de Navidad, mientras que la asociación de vecinos O Cruceiro de Bribes organizó un multitudinario cocido, que remató con la actuación de Carlos Manteiga.
Además de la tradicional recreación del belén viviente, los asistentes encontraron, como sorpresa, un nacimiento a base de muñecas “fofuchas”.

Bribes mantiene intacta su tradición del belén