Galicia perdió diez mil habitantes en 2016 y solo crecieron tres comarcas

Un hombre visita la tumba de un familiar en el cementerio de Monterroso| aec
|

La comunidad gallega perdió 9.886 habitantes en 2016, hasta los 2.710.216 personas, según los cifras poblacionales de referencia publicadas ayer por el Instituto Gallego de Estadística (IGE) a 1 de enero de 2017.
Entre el 1 de enero de 2016 y el 1 de enero de 2017, Galicia pasó de tener 2.720.102 habitantes a 2.710.216, lo que supone un descenso de un 0,36%.
A pesar de la pérdida de 9.886 habitantes, tres comarcas gallegas ganaron población durante ese periodo: A Coruña, Santiago y Pontevedra.
La primera alcanzó los 395.861 habitantes, lo que supone un aumento de 1.078 (0,27%); la segunda llegó a 167.120 personas, con un incremento de 902 (0,54%); y la tercera ganó 1.906 (1,55%), hasta los 124.618 censados.

Fusión
El último dato de crecimiento está motivado, agrega el documento, por la fusión del municipio de Cerdedo-Cotobade, pues Cercedo pertenecía a la comarca de Tabeirós-Terra de Montes y ahora se ha sumado a la comarca de Pontevedra.
Los siete grandes municipios gallegos de más de 50.000 habitantes tuvieron un comportamiento desigual, con aumento de población en Santiago, hasta los 96.717 con 505 personas más (0,52%); Vigo, hasta los 287.926 habitantes con 146 más (0,05%); y Pontevedra, al alcanzar los 80.872 personas censados con un crecimiento de 111 (0,14%).
Descendieron Ferrol, en 745 personas (1,1%) que lo dejaron en 66.899; Ourense, en 227 (0,22%) hasta 103.181; Lugo, en 161 (0,17%) hasta 96.960; y A Coruña, en 132 (0,05%) y 240.980 habitantes.
Las siete ciudades gallegas representan un 35,9% del total de la población gallega mientras que el otro 64,1% está repartido en los otros 306 municipios.
El pasado jueves, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, hacía hincapié en que el problema demográfico es “estructural” en España e incidió en que no se trata solo de “una cuestión presupuestaria”, al tiempo que alegó que “nunca” como ahora hubo tantas políticas, con las impulsadas por Galicia como ejemplo.
Recordó que Galicia presentó un plan para intentar paliar el declive poblacional y aludió al impulso de medidas de conciliación, más plazas para dependientes y escuelas infantiles, y otras iniciativas como la “Tarxeta Benvida”.

Galicia perdió diez mil habitantes en 2016 y solo crecieron tres comarcas