Libertad, la principal sensación experimentada por los atletas

Un atleta sale a entrenar al aire libre después de pasar más de cincuenta días sin poder hacerlo y eso ha supuesto un paso adelante para iniciar una nueva fase en su preparación | EFE/Fernando Villar
|

Felices, con responsabilidad y sobre todo libres, así es como se han sentido los atletas españoles que este sábado disfrutaron de su primera carrera tras casi cincuenta días confinados sin poder hacer deporte al aire libre. 

Los deportistas de elite, al igual que miles de ciudadanos, han inundado las calles de España este sábado para dar color por unas horas a los espacios públicos. Efe habló con algunos de ellos para conocer sus sensaciones y escuchar sus reflexiones personales. 
El gallego Adrián Ben es a sus 21 años una de las más firmes promesas del atletismo español e hizo historia en el último Mundial de Doha (Catar) al convertirse en el segundo español en clasificarse para una final de 800 metros. 

“Estoy muy feliz, muy contento y muy ilusionado. Ayer casi no podía dormir de imaginarme el momento. Lo he vivido al máximo. Me ha encantado hacer deporte y lo he hecho respetando las medidas de seguridad, como el resto de gente. He hecho un pequeño calentamiento sin pasarme mucho porque venimos de la cinta y hay que hacer adaptación al asfalto o la tierra”, indicó. 

Buenas vibraciones
Por su parte el extremeño Pablo Villalobos, doble campeón de España de maratón y actualmente corredor de trail, dijo que experimentó ‘sentimientos encontrados’ en la que fue su primera salida. 

“Por un lado había ganas de salir a correr al aire libre, pero por otro un poco de miedo o respeto por toda la situación que vivimos y no querer ser irresponsable. Vi mucha gente, pero me fui con buen sabor de boca porque prácticamente todo el mundo hizo la actividad respetando las recomendaciones”, señaló. 

“En mi caso tenía muchas ganas de disfrutar. La experiencia ha sido positiva pero las sensaciones malas a nivel físico. No he forzado, he ido lento, pero si te notas inadaptado y con dolores musculares que no sueles tener habitualmente. He hecho seis kilómetros, lo que tenía previsto”, confesó. 

De largas distancias sabe igualmente el segoviano Luis Alonso, natural de La Granja de San Ildefonso, y uno de los pocos corredores del mundo que ha completado un maratón en cada continente, incluyendo el Ártico y la Antártida. Este tiempo lo ha pasado trabajando en Protección Civil y en primera línea de lucha contra el coronavirus. 

“Después de dos meses sin pisar la sierra de Guadarrama, poder salir me ha llenado mucho. Ha costado volver pero me he sentido libre y he podido experimentar esa sensación de libertad. Esta situación me ha afectado, me ha tocado sufrir bastante, y ahora espero que todo el mundo pueda disfrutar y podamos volver a la normalidad pronto”, apuntó. 

En el caso del vitoriano Martín Fiz, campeón del mundo de maratón (1995) y de Europa (1994), no recuerda los años que lleva sin estar tantas semanas sin correr pese a que ya son muchos calzándose las zapatillas. 

“Ni lesionado había estado tantos días. Hoy solo había que poner el cronómetro para controlar la hora de salida”.

Libertad, la principal sensación experimentada por los atletas