Los jugadores siguen luchando contra el racismo

Oakland (United States), 03/06/2020.- Golden State Warriors player Stephen Curry (L) and his wife Ayesha (R) during a demonstration over the arrest in Minnesota of George Floyd, who later died in police custody, in Oakland, California, USA, 03 June 2020.
|

Los jugadores de los Golden State Warriors Stephen Curry y Klay Thompson se unieron a una de las protestas que piden justicia tras la muerte de George Floyd a manos de la Policía en Mineápolis.

Las estrellas del equipo de la NBA participaron junto a otros de sus compañeros de equipo en una marcha en Oakland, ciudad con gran presencia de afroamericanos en el área de la Bahía de San Francisco y donde los Warriors tenían su estadio hasta hace poco tiempo.

“No importa el color de tu piel, cuánto dinero tienes o tu educación, no importa. Todos somos seres humanos”, dijo al inicio de la marcha el también baloncestista de los Warriors y organizador del evento Juan Toscano Anderson.

Oakland, uno de los municipios más deprimidos económicamente y con mayor porcentaje de población negra de la afluente área de San Francisco, ha sido el escenario de las mayores marchas de la zona durante los pasados días y también donde se han producido más altercados con la Policía.

La protesta en la que participaron los jugadores de los Warriors, sin embargo, se desarrolló de forma completamente pacífica.

 

Apoyo a la hija

El exescolta alero de la NBA Stephen Jackson, una de las voces deportivas con mayor protagonismo en las denuncias contra la muerte de George Floyd, ha dicho que apoyará a su hija de seis años, Gianna, ante la ausencia de su padre.

Al llamar a Floyd su “gemelo”, Jackson recordó que siempre se reunió con él cuando visitaba Houston y que recibió su apoyo genuino durante toda su carrera. Tras la muerte de Floyd, Jackson prometió en el Ayuntamiento de Mineápolis que apoyaría a la hija de seis años de Floyd, Gianna, quien apareció públicamente con su madre, Roxie Washington.

“Hay muchas cosas que dijiste que echará de menos, pero yo estaré allí”, dijo Jackson a Washington en una conferencia de prensa.

“Voy a acompañarla por todo el pasillo. Voy a estar allí para ella. Voy a estar aquí para secarte las lágrimas. Voy a estar aquí para ti y para Gigi. Floyd podrá no estar aquí, pero yo estoy aquí por ella, estoy aquí para obtener justicia, y vamos a obtener justicia para mi hermano”, dijo.

Finalmente, el exjugador Shaquille O’Neal, que se unió a la Oficina del Sheriff de Broward el año pasado, reveló que con frecuencia tenía conversaciones con sus hijos sobre cómo interactuar con la policía. “Tengo esa charla con ellos todo el tiempo”, dijo y agregó que “les digo, antes que nada, que deben tratar de disuadir la situación mostrando respeto porque deben comprender que estas personas también están haciendo su trabajo”.

Pero reconoció que cumplir con la policía “no funciona” en algunas situaciones.

Los jugadores siguen luchando contra el racismo