Dieciocho detenidos por blanquear con método usado para drogas y terrorismo

|

La Guardia Civil ha desarticulado una organización que usaba un sistema de transferencia de fondos para facilitar la fuga de dinero, el blanqueo de capitales de la venta de droga y la financiación del terrorismo, extendido en varios países árabes, en una operación que se ha saldado con dieciocho detenidos.

Se trata de la operación "Nur Blanca" en la que han sido arrestadas trece personas en Málaga, dos en Murcia y las demás en Madrid, Alicante y Algeciras (Cádiz), informa la Guardia Civil.

También han sido imputadas otras seis personas y se ha intervenido más de medio millón de euros en efectivo y bienes valorados en siete millones en el operativo, desarrollado en Málaga, Cádiz, Alicante, Huelva, Madrid, Murcia y Portugal.

El tipo de transacciones realizadas por la organización, con un coste inferior y más rápido que las bancarias tradicionales, no dejan ningún rastro, no son registradas oficialmente y no se pagan impuestos al efectuarlas.

Las investigaciones se iniciaron tras ser analizada la documentación que se le intervino a una organización de narcotraficantes desmantelada anteriormente.

Los agentes detectaron la existencia de una organización que mediante el método conocido como "Hawala" estaría blanqueando los beneficios obtenidos por otros grupos en la venta de estupefacientes.

El jefe de la organización había configurado diversas formas de introducir en el mercado legal grandes cantidades de dinero que llegaban a él a través de un sistema de transferencias informal de fondos.

Aprovechando las ventajas que presenta este método de transferencia desde el núcleo de la organización se desarrolló un complejo entramado de personas que se dedicaban a introducir en el mercado legal el dinero negro procedente de otros países.

Tras realizar la compensación de saldos de la "Hawala", la organización blanqueaba principalmente el dinero de dos formas.

Una consistía en que determinadas personas contratadas por la red realizaban ingresos inferiores a tres mil euros en multitud de cajeros automáticos de entidades bancarias, llegando a blanquear en un solo día importes cercanos a los cien mil.

Otra forma era pagando a indigentes o a familias necesitadas, que realizaban ingresos de grandes cantidades en cuentas bancarias de personas o empresas con sede social en paraísos fiscales.

En este tipo de ingresos los impositores aportaban su nombre evitando de esta manera identificar al verdadero propietario del dinero.

Durante la investigación se han detectado múltiples entregas de dinero en efectivo entre los miembros de la red y de otras organizaciones.

Además, la Guardia Civil ha detectado movimientos de dinero por pagos de droga a organizaciones dedicadas al narcotráfico y ha comprobado que la red habría blanqueado más de dos millones de euros.

Con esta operación se da por desmantelado uno de los grupos más activos asentados en la zona de la Costa del Sol dedicados al blanqueo de capitales a través del método de la "Hawala".

En los diez registros domiciliarios y en otras intervenciones que los investigadores han llevado a cabo se han intervenido 582.445 euros, doce viviendas, un local comercial, tres plazas de aparcamiento, 33 vehículos, 55 teléfonos, 45 discos duros, cinco ordenadores portátiles, diversas cuentas bancarias y material informático y electrónico. EFE

Dieciocho detenidos por blanquear con método usado para drogas y terrorismo