Salah Abdeslam confiesa que iba a inmolarse en los ataques de París, pero se echó atrás

|

El fiscal de París, François Molins, informó ayer en rueda de prensa de que el interrogatorio de Salah Abdeslam, implicado en los atentados del pasado mes de noviembre en París, reveló que el sospechoso tenía intención de haberse inmolado en el Estadio de Francia, uno de los objetivos de los atentados, pero finalmente se echó atrás.
“Tenía que haberse inmolado en el Estadio de Francia, pero se echó atrás”, señaló Molins, aunque advirtió que estas declaraciones deben ser tomadas con “precaución”.
El fiscal subrayó que la detención de Abdeslam se produjo el viernes como consecuencia de la euroorden emitida por Francia para la detención y entrega desde otro Estado miembro de la UE en un plazo máximo de tres meses desde la detención.
Molins destacó la “cooperación ejemplar” entre jueces y e investigadores belgas y franceses y afirmó que la detención de Abdeslam fue “un gran alivio para todos”. El supuesto cerebro de los atentados –que fue dado de alta del hospital donde estaba ingresado por una herida en la pierna– fue acusado de “asesinato terrorista” y “colaboración con grupo terrorista”, según informó la Fiscalía belga.
Junto a Abdeslam fue acusado de los mismos delitos Monir Ahmed Alaaj, alias Amine Choukry, detenido el viernes junto a Abdeslam en el operativo policial realizado en el barrio bruselense de Molenbeek.
Un tercer detenido, Abid Aberkam, fue acusado de dar cobijo a delincuentes perseguidos en un domicilio de la localidad de Forest, también en Bruselas, objeto de otro operativo el pasado martes.
Una cuarta persona, identificada como Djemila M., fue acusada de dar cobijo a criminales pero no fue puesta bajo custodia y una cuarta persona, Sihane Aberkam, fue puesta en libertad sin cargos.
Salah Abdeslam está cooperando con la Policía belga, pero tiene pensado rechazar su extradición a Francia, según informó ayer su abogado, Sven Mary.
Previamente, el presidente de Francia, François Hollande, había declarado su intención de que pedir a Bélgica que extradite a Abdeslam tan pronto como sea posible.
La petición de Hollande contó con el beneplácito inmediato del Gobierno belga. “Me parece una solicitud absolutamente normal”, hizo saber el ministro del Interior belga, Jan Jambon.

Salah Abdeslam confiesa que iba a inmolarse en los ataques de París, pero se echó atrás