Aumenta el número de propiedades municipales en abandono invadidas por los sintecho

10 noviembre 2018 página 4 A Coruña.- El Ayuntamiento expulsa a los sintecho de los bajos del Millennium y blinda la entrada En la foto un operario suelda la alambrada a la reja

Esta semana, la vieja cafetería del Remanso, en Cuatro Caminos, se tapió para evitar que entraran vagabundos en su interior y encendieran hogueras como las que obligaron a intervenir en dos ocasiones a los Bomberos en pocos días. Pero no es el único caso: a lo largo del último año, varias propiedades municipales en estado de abandono han tenido que ser selladas para evitar que se conviertan en refugio de sintecho. por el peligro que suponen los incendios que causan cuando encienden hogueras para calentarse o por cualquier otra causa.


La más conocida es, sin duda, la de los bajos del Millennium. En noviembre, el Ayuntamiento decidió tomar medidas para clausurarlos definitivamente después de que el día anterior consiguiera expulsar de allí a cuatro jóvenes argelinos que llevaban meses viviendo en las arruinadas salas, hasta donde habían llevado sofás y colchones para instalarse. La Concejalía de Justicia Social era consciente de eso desde hacía tiempo, pero no fue hasta la llegada del mal tiempo que la Policía Local consiguió disuadirles para que no siguieran expuestos al fuerte oleaje que se estrella contra las rocas de la zona.


Los operarios se dedicaron a reinstalar las rejas de hierro que había colocado hace tiempo el Gobierno local y que habían sido derribadas por un golpe de mar y las reforzaron con la alambrada de obra con las que las habían sustituido después. Todo el conjunto fue soldado para reforzarlo. El plan original había sido rellenarlo todo con material para condenar definitivamente esos bajos, pero nunca se llegó a ejecutar. Ya en 2010, el entonces concejal de Infraestructuras, Esteban Lareo, había descartado que en un futuro a esta zona pudiera dársele cualquier uso.

En Santa Margarita
Más recientemente, en mayo, los Bomberos acudieron a unas instalaciones municipales en el parque de Santa Margarita, sobre el Palacio de la Opera. Era poco antes de las cinco de la tarde y el lugar, que nunca había cumplido ninguna función, era un espacio diáfano lleno de humo procedente, como luego se descubrió, de unos colchones que habían arrastrado hasta allí unos sin techo.

Cuando los bomberos llegaron, no había nadie en los alrededores, así que se limitaron a apagarlo y a día de hoy sigue cerrado, pero hechos como el del Remanso, el del Millennium, o el del parque de Santa Margarita, ponen de manifiesto las deficiencias en gestionar propiedades municipales.


El anterior concejal responsable de Regeneración Urbana, Xiao Varela, aseguró que cuando llegó al Marea Atlántica al poder, no contaban con una lista actualizada de las propiedades municipales ni el estado en el que se encontraban, de manera que una de las primeras tareas que se impuso fue recopilar una. Sin embargo, nunca se llegó a hacer pública ninguna. Solo señaló que muchas de ellas se encontraban en estado de franco deterioro, mientras que otras eran ocupadas por asociaciones o entidades a pesar de haber expirado el plazo de la concesión.

Aumenta el número de propiedades municipales en abandono invadidas por los sintecho

Te puede interesar