La Atención Primaria en Galicia será más flexible y ajustada a la situación sanitaria

GRAF322. Vigo (Pontevedra), 03/05/2020. Personal sanitario del hospital de Vigo, durante el homenaje que reciben hoy Domingo, en agradecimiento al trabajo que realizan. EFE/ Salvador Sas.
|

El director general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Jorge Aboal, presentó ayer, en una intervención telemática, a los profesionales sanitarios el Plan de Reactivación Asistencial en Atención Primaria, en relación con la infección por el Covid-19, que elaboró la Consellería de Sanidade en colaboración con los diferentes colegios profesionales, sociedades científicas y asociaciones del ámbito sanitario y que constará de diferentes etapas.

Aboal explicó que la estrategia confeccionada por el Sergas y que se ha de desarrollar de una forma progresiva, desde el momento actual hasta el próximo mes de junio.

 

PCR a los médicos

Destacó que la Atención Primaria juega un papel relevante dentro de la fase de recuperación de la normalidad, y que será estratégica la detección precoz de nuevos casos de contagio. Indicó, sin embargo, que con el fin de evitar una nueva ola epidémica, ante la mínima sospecha de infección por Covid-19, los propios médicos de familia podrán solicitar la realización de las pruebas PCR a sus unidades hospitalarias de referencia.

Entre las medidas definidas, se destacan la potenciación de la atención telefónica, la citación de pacientes de forma que se eviten aglomeraciones en los centros de salud, el impulso de la atención domiciliaria y el teleseguimiento, o la limitación del acceso de personas en los centros de salude y control de su aforo que, por motivos de seguridad, continuará viéndose limitado.

Cada centro de atención primaria contará, por lo menos, con un responsable de gestión del coronavirus y, en la medida de lo posible dos (personal médico y de enfermería). Además, también habrá un profesional de referencia especializado en centros sociosanitarios.

 

Máxima seguridad

De la misma forma, y con la intención de evitar la propagación del coronavirus, cada centro sanitario procurará contar con dos circuitos diferenciados: uno destinado a los pacientes Covid, y otro, para el resto de enfermedades. No obstante, si las dimensiones de los centros sanitarios no permitiesen esta diferenciación, se valoraría la posibilidad de atender comarcalmente a los pacientes con sintomatología Covid-19.

Respecto de las agendas profesionales, según avancen las fases, el director general indicó que el personal sanitario irá recuperando las actividades suspendidas mediante una evaluación continua. Así, le corresponderá a cada servicio de atención primaria la reorganización de dichas agendas en función de las necesidades.

Entre las medidas que aporta el plan, se incluyen las que se abordarán de una forma específica en las diferentes especialidades sanitarias como son: la atención pediátrica, que mantendrá un circuito diferenciado; la atención obstétrica, cuyas consultas prenatales y puerperales se realizarán preferiblemente de forma telefónica; las unidades de salud bucodental, que retomarán progresivamente las actividades programadas con equipos de protección individual integrales; las unidades de fisioterapia, que recuperarán su actividad siguiendo criterios de prioridad patológica y menor riesgo de contagio; la atención farmacéeutica, que alternará la atención telefónica y presencial procurando evitar desplazamientos innecesarios a los centros sanitarios, y las unidades de atención de trabajo social sanitario, que se centrarán en la detección proactiva de pacientes en situación de riesgo y exclusión social.

 

Detección precoz de los casos

El Plan de Reactivación Asistencial también procura impulsar la detección precoz de nuevos casos en atención primaria y, para ello, continuará informando a la población de las medidas de prevención más adecuadas en cada momento.

La Consellería de Sanidade fomentará el seguimiento compartido de los datos de pacientes Covid-19 entre la atención primaria y la atención hospitalaria en la comunidad y, además, actualizará la formación de los profesionales de la atención primaria en el manejo clínico de pacientes Covid-19.

En el apartado de la prevención de los riesgos laborales, los centros de salud estarán dotados del material necesario para la protección individual de los trabajadores, contando con unas EPI proporcionales y adecuadas a los riesgos a los que se deban exponer los profesionales del centro, indica la Xunta.

Las gerencias de cada una de las áreas sanitarias continuarán difundiendo los protocolos de actuación establecidos por el Sergas y adoptarán cuantas medidas sean precisas para que el número de profesionales expuestos a la Covid-19 sea el mínimo.

La Atención Primaria en Galicia será más flexible y ajustada a la situación sanitaria