La Policía Local pone fin a la huelga de bolis caídos tras cinco meses

El Ideal Gallego-2015-04-08-005-9536f7b7
|

Después de varios meses de protestas, los policías locales decidieron cesar la huelga de bolis caídos, con la que habían reducido su actividad sancionadora al mínimo indispensable para el correcto funcionamiento de la ciudad. Los agentes municipales habían acordado esta medida de presión después de que el Ayuntamiento se negara a pagarles el sueldo que les adeudaba, y ayer acordaron desistir tras presentárseles sus representantes el acuerdo al que habían llegado con el gobierno de Carlos Negreira.
La propuesta recibió una amplia mayoría del sí. Los agentes recibirán a cambio beneficios en horas libres y formación. La votación se hizo tras una asamblea en el centro cívico de Os Mallos, a la que tres de los sindicatos con representación en el cuerpo de la Policía Local convocaron sus representados.  A todos se les explicó que se trataba de una solución provisional y que estará en vigor en tanto no se ejecute la totalidad del acuerdo de reclasificación al que habían llegado con el bipartito de Javier Losada.
Los agentes habían subido en la escala funcionarial hace unos años, pero el gobierno local les había pedido un plazo antes de poder pagarles su nuevo sueldo. Sin embargo, el plazo había expirado hacía tiempo y los policías locales se quejaban de que no percibían el sueldo al que tenían derecho pero sí se les recortaba la parte correspondiente debido a los recortes del Gobierno. El conflicto estalló en noviembre, cuando Negreira presentó los presupuestos municipales en los que no se hacía mención de su problema.

menos denuncias
Desde entonces, los policías locales aplicaron varias medidas de presión, entre las que se encontraban protestas diarias en María Pita y la famosa huelga de bolis caídos, que provocó que el número de denuncias impuestas por infringir las ordenanzas municipales cayera en picado, así como las multas de tráfico. Desde la asociación profesional de la Policía Local aseguraron que, como mínimo, el número de denuncias ha caído a menos de la mitad. Los policías solo actuaban cuando se está cometiendo una infracción obvia, como obstruir un vado o cuando se pone en peligro a la ciudadanía.
La jornada de ayer sirvió para poner fin a esa huelga pero también para la presentación y votación de candidaturas para delegados del CSIF a la junta de personal, así como la presentación y votación de candidaturas para la directiva de la asociación profesional de la policía local. El plazo termina en quince días.

La Policía Local pone fin a la huelga de bolis caídos tras cinco meses