El premio Ciencia y Divulgación acercará la repercusión de la genómica en el día a día

grupos de escolares se subieron al camiã³n movilab susy suã¡rez
|

Decía ayer Núñez Centella que sin ciencia, difícilmente saldrá España de la situación de crisis en la que se encuentra. El futuro depende, según el responsable del Muncyt, de los cambios que se produzcan en este terreno, pero que, en todo caso, para que esto ocurra, es necesario que la sociedad tenga conocimientos científicos y tecnológicos.
Para el director no vale con distinguir a los que son de letras de los de ciencias porque la idea es que todos tengan una base común. Y a partir de ahí, que el país avance. Con esa intención nace el Premio Ciencia y Divulgación que ayer se presentaba en el Muncyt y que está promovido por Eurisaces Editora. Y con idéntico pretexto, el camión Movilab aparcaba en las inmediaciones del museo para repartir lecciones a escolares y público en general de una forma divertida.
De esta manera, grupos de hasta 30 personas se subían a la vez al automóvil para progresar en el conocimiento a través de actividades interactivas que no cesarán hasta mañana. Será entonces cuando el camión arranque para coger sitio en el parque de Santa Margarita y sumarse a la celebración del Día de la Ciencia en la calle.

genómica
Unos pocos pasos más adelante, en el salón de actos del centro, Ramón Núñez hablaba de las claves de un galardón que se estrenará distinguiendo proyectos relacionados con “La Revolución Genómica”. El experto se dirigía a los divulgadores para animarles a introducir a la sociedad un campo tan sabroso, tocando todos los palos posibles y en un lenguaje digerible de tal forma que uno “se meta en la cabeza a su madre o a su hijo y le cuente algo relevante”.
Vinculada a sectores tan diversos como la veterinaria, la biomedicina o el medio ambiente, la distinción servirá para hacer ver al resto de los mortales cómo los avances en la genómica permitirán un menor uso del bisturí o actuarán de freno ante enfermedades letales hasta el momento. El catedrático y director de Colección Ciencia de Eurisaces, Luis Míguez, explicaba que la idea es demostrar cómo los trabajos expuestos podrán abrir un camino de esperanza a las personas.
Valdrá para explicarles el proceso a los que no son conscientes de las dificultades que supone poner en práctica adelantos desde el mismo instante en que salen en los telediarios. Míguez contaba que la puesta en escena no es inmediata y que posiblemente el corte entre la comunidad científica y el resto de la población se produce cuando los ajenos a la divulgación ven que los descubrimientos tardan en ponerse en circulación.
Por su parte, Núñez Centella destacaba la iniciativa del editor Javier González de “crear un premio para galardonar a la divulgación y hacer que ese premio sea asequible a la población”. El director señalaba que el impulsor tenía visión de futuro. En una parte del mapa donde es importante saber las posibilidades que surgen de manejar genes. Algunas vendrán de la mano de la publicación del ganador. Esa será la recompensa a un esfuerzo. Que hoy tiene las bases escritas en www.eurisaces.com.

El premio Ciencia y Divulgación acercará la repercusión de la genómica en el día a día