La Policía reforzó el cierre del Paseo contra ataques terroristas

el ideal gallego-2017-06-24-006-d6a4d908
|

El Ayuntamiento tomó ayer medidas excepcionales para proteger el Paseo Marítimo de un posible ataque terrorista, instalando a la altura de Calvo Sotelo y de Manuel Murguía camiones de gran tonelaje, así como varios furgones policiales. Su función era bloquear el paso de cualquier conductor que quisiera penetrar en el Paseo Marítimo y causar una masacre entre las miles de personas que durante la noche se congregaron en él. .


El Gobierno local tenía presente tragedias como la de Niza hace poco más de un año, en el que un yihadista al volante de un camión recorrió el paseo marítimo de esa ciudad de la costa mediterránea francesa llevándose por delante a cientos de personas, hiriendo a más de 300 y matando a 83. Dado el escenario y el momento, las similitudes eran demasiadas como para que las fuerzas de seguridad no tomasen precauciones.


Todavía en alerta cuatro 
Hay que tener en cuenta, además, que la ciudad, como el resto del territorio español, se encuentra en nivel de alerta cuatro, lo que obliga a adoptar precauciones adicionales en estos casos. Primero se colocaron las habituales vallas, luego se reforzaron con media docenas de furgones y, finalmente, dos grandes camiones que llegaron pasadas las ocho y media de la tarde, y que maniobraron para instalarse detrás.


Aunque, teóricamente, las competencias de Seguridad Ciudadana están asignadas a la Policía Nacional, la medida la llegó a cabo el Ayuntamiento a través e la Policía Local. Tampoco es la primera vez que sucede: el 24 de diciembre, los agentes municipales, provistos de chalecos antibalas y  de los vehículos más pesados de los que disponía el cuerpo, desplegaron cadenas con pinchos en la avenida de La Marina para proteger el poblado navideño de María Pita.


Entonces, una circular emitida por la Dirección General de la Policía (DGP) instaba a las juntas locales a “establecer medidas de protección física que impidan ataques similares”.  El documento sugería a los ayuntamientos utilizar barreras como “grandes maceteros” o bolardos en los accesos a las zonas peatonales para impedir que entren vehículos, de manera que solo puedan entrar los autorizados. l

La Policía reforzó el cierre del Paseo contra ataques terroristas