La apisonadora verdiblanca logra otra goleada en Riazor

deporte campeón-2017-12-18-036-65844a28
|

El Liceo sigue una jornada más como líder en solitario después de dar un nuevo golpe de autoridad en Riazor. Los hombres de Juan Copa recibían a un complicado rival, el Vic, que acababa de empatar con el Barcelona. Pero los coruñeses, con una gran primera parte, sentenciaron el partido y ya están pensando en el compromiso del próximo sábado en Lleida, en el que quieren asegurar el hecho de terminar el año como líderes.
El conjunto verdiblanco era consciente de que el equipo de Osona podía complicarles las cosas en cualquier momento. Así que desde el primer minuto buscaron la portería de Octavi Tarrés, y una buena ventaja para evitar cualquier sorpresa. Así, en el minuto cuatro era Eduard Lamas el encargado de inaugurar el marcador.
El Liceo aprovechó también el potencial que tiene en el banquillo para mantener un ritmo alto y no dar un segundo de respiro a su rival. Marc Coy y Carlo di Benedetto salieron inspirados y con ganas. Gracias a ellos, el Liceo dejó sentenciado el encuentro.
El ariete catalán fue el autor del 2-0 a los once minutos. Y el francés volvió a demostrar su gran momento de forma con otros dos tantos que pusieron el 4-0 en el marcador.
Quedaban todavía diez minutos para el final de la primera parte y el vendaval liceísta se tomó un respiro. Pero el Vic, muy tocado y viendo que el partido no iba a ser como el de hacía unos días frente al Barcelona, tampoco consiguió reducir la diferencia.
El paso por los vestuarios reactivó a un Liceo que retomó su poderío ofensivo. Tanto fue así que apenas había empezado la segunda parte y Dava Torres ponía el 5-0 en el marcador.
Tres minutos después, Eduard Lamas hacía el segundo de su cuenta, y tampoco tardó mucho en llegar el séptimo, obra de César Carballeira a falta de catorce para el final. Ahí sí que por fin pudo lograr el Vic el definitivo 7-1. En los minutos finales, también saltaron a la cancha Pablo Parga y el portero suplente, Martín Rodríguez.
Duodécima victoria, pues, para los de Juan Copa, que despedirán el año en el pabellón leridano Once de Septiembre, en el que conquistaron su última Liga, la de 2013. Un buen precedente para un equipo que parece no tener límites y que está poniendo las bases de lo que puede ser una temporada de ensueño. l

La apisonadora verdiblanca logra otra goleada en Riazor