El Ayuntamiento nivelará las rejillas de la ronda de Outeiro ante las quejas de los conductores

Hace años que las rejillas se sostienen a base de remaches que cada vez resaltan más | javier alborés
|

Desde hace años, los conductores que circulan por la ronda de Outeiro a la altura del cruce con la calle de Monasterio de Touxo Outes tienen que pasar por encima de una plancha de la que sobresalen enormes remaches que dañan los neumáticos. Esta plancha protege la rejilla de ventilación del aparcamiento subterráneo y se ha venido reforzando para evitar que ceda bajo el peso del tráfico que soporta esta arteria, una de las más importantes de la ciudad, pero esto ha ido generando un problema para la seguridad vial. El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, aseguró recientemente que quedará solventado con los trabajos de pavimentación que el Gobierno local piensa llevar a cabo en la ronda de Outeiro.
“Están xa adxudicadas dúas fases para a pavimentación da ronda de Outeiro. É casi un millón e medio de euros, unha intervención moi importante”, destacó el responsable del área. Varela respondía así a la denuncia de un vecino que se quejaba de que los responsables de la concesionaria del aparcamiento, cuando se levanta la rejilla de ventilación por efecto del peso de los vehículos “poñen un cacho de chapa colocado de calquera maneira. As cabezas de tornillos son enormes e están cara arriba. Ao pasar os coches sufren as consecuencias”.
 

Primer tramo
Pero esas obras todavía se harán esperar. De momento, el Gobierno local anunció que piensa realizar este año trabajos de renovación y rehabilitación de la ronda de Outeiro, en el tramo entre la avenida del Ferrocarril y la calle de la Merced. Son 940 metros en ambos sentidos de la circulación. A estos hay que añadir los que se contrataron para el trecho desde la avenida de Finisterre hasta la de Arteixo.
Se renovará el firme de la calzada, se repararán los elementos de drenaje, se repintará la señalización vertical y horizontal y se rebajará la cota de las tapas de los servicios con respecto al pavimento. También se aprovechará la ocasión para reponer contenedores de basura y rampas de acceso a los garajes. En palabras del concejal de Regeneración Urbana, se trata de “conseguir un espazo urbano de calidade”.
Los trabajos se realizarán de noche o los fines de semana, porque la ronda de Outeiro es una arteria principal en una ciudad que sufre un tráfico ya muy congestionado. Hay que tener en cuenta que la ronda de Outeiro es una de las vías más largas de la ciudad, que se extiende a lo largo de 4,6 kilómetros: desde la rotonda que la une con la avenida del Ejército hasta la que se encuentra frente al monumento del Millennium. Ese recorrido permite comunicar los barrios de A Gaiteira, Os Castros, Eirís, Os Mallos, Sagrada Familia, O Ventorrillo, Agra do Orzán, Labañou y Los Rosales. Así que para solucionar el problema las rejillas de ventilación habrá que esperar todavía por lo menos hasta el año que viene.
 

La doble fila
La ronda de Outeiro no solo tiene problemas de pavimentación. El año pasado, la Concejalía de Movilidad lanzó una campaña para tratar de reducir el problema de la doble fila en la ronda de Outeiro. Se trata de la vía que más infracciones de este tipo acumula en la ciudad.
El Automóvil de Vigilancia Inteligente (AVI) más conocido como “multamóvil” acumula una cuarta parte de sus sanciones en la ronda de Outeiro, rondando las 38, según las fuentes municipales consultadas.

El Ayuntamiento nivelará las rejillas de la ronda de Outeiro ante las quejas de los conductores