El juez Pablo Llarena cree "más que razonable" reclamar más sedes judiciales en Galicia

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Pablo Llarena Conde. EFE/Archivo
|

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), el magistrado Pablo Llarena, ha asegurado hoy que "es más que razonable" que Galicia reclame un número de sedes judiciales mayor que el de capitales de provincia, y ha citado el caso concreto de Vigo, Santiago y Ferrol.

El magistrado se encuentra hoy y mañana de visita en Galicia, donde mantendrá reuniones en la Xunta de Galicia, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia y con los asociados para tratar fundamentalmente la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial y en qué medida puede mejorar la situación de la justicia en España.

En una entrevista con Efe, Llarena ha abordado la supresión de partidos judiciales y ha recordado que la idea de concentrar los edificios judiciales en determinados núcleos de población se viene reclamando desde hace tiempo.

Este planteamiento "aporta indudables ventajas a los ciudadanos", sostiene el magistrado, presidente de la Audiencia Provincial de Barcelona, pues aunque residan en pequeñas poblaciones "tendrían el mismo servicio jurídico que quienes lo hacen en grandes ciudades", y permite la especialización de los jueces, por tanto, mayor agilidad.

"Una idea de concentración es positiva, pero es verdad que no todos los territorios se adaptan igual a la concentración judicial. Sé que en Galicia se reclama un número de partidos o de sedes judiciales mayor que el número de capitales de provincia", ha dicho.

En este sentido, ha continuado, "puede parecer más que razonable la reclamación", y de hecho el borrador de la ley preveía que hubiera un tribunal de instancia en cada una de las provincias y el anteproyecto no excluye que en determinadas provincias se pueda constituir más de uno, por lo que serán oídas las Consejerías de Justicia de cada autonomía para determinar las demarcaciones.

"Es evidente que en Galicia hay poblaciones importantes como Vigo, Santiago y Ferrol que reclaman más que justificadamente una reflexión para poder ser sede de una organización judicial capaz y potente", ha enfatizado Llarena.

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura ha indicado que este colectivo no se ha mostrado contrario a las tasas judiciales porque el gasto en justicia "cuesta un dineral al Estado y hay personas que hacen un uso abusivo de la justicia, planteando reclamaciones sabiendo que no tienen razón porque lo vamos a soportar los demás ciudadanos".

En todo caso, sí abogan por un coste de acceso a la justicia "asumible".

En cuanto a la reforma de la ley del aborto, ha explicado que se trata de un asunto que tiene detrás un posicionamiento "ético, ideológico y moral", por lo que la APM, integrada por más de 1.400 jueces, contempla todas las sensibilidades y "parece razonable que se busque una ley con el mayor consenso posible para que sea asumida sin ningún tipo de tirantez por la mayor parte de la ciudadanía".

"Si la ley que se expresara en el Parlamento fuera una ley que tuviera tachas de ser contraria a las normas constitucionales -ha advertido-, el juez no tiene por qué no cuestionar la validez de la ley y estaría obligado a plantear una cuestión de inconstitucionalidad".

Llarena ha considerado que los jueces han de ser responsables valorando hasta qué punto sus decisiones impactarán en la sociedad y "particularmente sensibles" en casos como el del Ayuntamiento de Santiago, donde permanecen imputados nueve concejales del Gobierno del PP, incluido su alcalde, Ángel Currás.

El presidente de la APM mantendrá esta tarde una reunión en el Colegio de Abogados, que ha distribuido la publicación "Vademécum para Abogados Noveles" cuyo contenido ha dicho no compartir tras las críticas de "trasnochado y sexista" proferidas por la Iniciativa 542.2 por desaconsejar el uso de pendientes muy grandes, botas con falda, uñas de colores estridentes o abusar del perfume.

"Un determinado nivel de detalle al final se va a estrellar contra unas valoraciones y percepciones personales muy diferentes, pero la ciudadanía tiene que tener en cuenta que cualquier persona que se acerque a un tribunal se está jugando una cuestión muy importante en su vida, como sus hijos o ingresar en prisión", por lo que ha aconsejado "vestir con corrección" para que "no se frivolice el problema".

El juez Pablo Llarena cree "más que razonable" reclamar más sedes judiciales en Galicia