Federico Tapia se reabre al tráfico tras una remodelación que ha durado cuatro meses

Copia de El Ideal Gallego-2015-11-06-006-d8c9ea38

Después de meses de obras, las vallas se retiraron de Federico Tapia, y los coches pudieron volver a circular por su calzada en el tramo que va de la plaza de Lugo a la de Galicia. La apertura se realizó a las diez de la mañana, poniendo fin a cuatro meses de trabajos a los que hay que añadir  otros ocho meses, de octubre del año pasado a abril. 
En total, casi un año para instalar una red de pluviales y renovar las canalizaciones, instalar nueva iluminación y pavimento.  Desde la Concejalía de Regeneración Urbana señalan que el proyecto también sirvió para reponer todos los semáforos y al señalización vial, tanto vertical como horizontal, así como las calzadas, con especial atención a la accesibilidad. 
Lo único que falta por hacer es plantar los árboles: 30 ejemplares que se espera que lleguen durante la próxima semana. Por lo demás, se aprovechó la obra para colocar algunos bancos y   colectores de basura.
Con un presupuesto estimado de 700.000 euros, la conclusión de esta segunda fase pone punto y final a uno de los proyectos urbanísticos que el Gobierno de Xulio Ferreiro heredó de la etapa de Carlos Negreira. El proyecto de urbanización de Federico Tapia cuenta con un presupuesto total de 1,79 millones de euros. 
En total, se remodelaron 5.150 metros cuadrados en la primera fase y las aceras se ensancharon hasta reducir la calzada por la que discurre el tráfico a una anchura de 4,5 metros, aunque siguió manteniéndose la vía prioritaria para el transporte público.

Federico Tapia se reabre al tráfico tras una remodelación que ha durado cuatro meses

Te puede interesar