El Ayuntamiento espera comprar en este mandato el edificio que unirá Panaderas y San Agustín

07 diciembre 2016 A Coruña.- El Gobierno municipal recuperará el proyecto de unir Panaderas y Pío XII La parcela está cerrada en Pío XII por un muro mientras que un edificio da a Panaderas
|

El Gobierno local continúa tratando de hacerse con un edificio ubicado en Panaderas con el objetivo de acondicionar todo el inmueble al mismo tiempo que se crea una conexión entre esta vía y el mercado de San Agustín.
El edificio es propiedad del Arzobispado de Oviedo y las negociaciones se desarrollan desde hace meses aunque a un “ritmo lento”, según el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, quien reconoció que la otra parte le ha transmitido “vontade” de llegar a un punto de encuentro.
El objetivo del Gobierno local es que antes de que acabe este mandato dentro de ocho meses el edifico esté comprado, reconoció el concejal, para poder actuar en todo el inmueble. 
Para ello han trasladado una oferta al Arzobispado de Oviedo, propietario, quien a su vez debe dar el visto bueno, un paso complejo ya que debe someterlo a la aprobación de diferentes órganos.
En caso de no haya acuerdo para la compra de todo el edificio, el Ayuntamiento cuenta con un plan B. Este sería la expropiación del bajo y así poder crear de todas maneras un paso entre las calles de Panaderas y Pío XII, que requeriría obras y conexiones mecánicas, de cara a fomentar la actividad en el mercado de San Agustín y su entorno. 
Esta expropiación del bajo del inmueble está recogida en el plan general y la conexión de ambas vías también figura en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior de Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri).
Además de esta intervención, el Ayuntamiento tiene pendiente de llevar a cabo otras en el entorno del mercado de San Agustín para la revitalización de la zona.
“A ver se falo estes días e os aprieto un pouco máis”, finalizó Xiao Varela, quien se mostró positivo ante la posibilidad de alcanzar un acuerdo con los propietarios del inmueble.

El Ayuntamiento espera comprar en este mandato el edificio que unirá Panaderas y San Agustín