Arrancan las obras para transformar la barandilla del Paseo en una grada

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-14-005-b2bf9f1f
|

El Paseo Marítimo volverá a estar en obras desde hoy. En esta ocasión, los trabajos afectarán al tramo comprendido entre la plaza de Portugal y la calle de Eduardo Pondal, y servirán para la construcción de un gradería en forma de mirador, con el que el gobierno local pretende favorecer la accesibilidad a la playa, y la conexión del entorno natural con la trama urbana.
El proyecto se adjudicó por 82.820 euros, frente a los 105.665 euros con los que el Ayuntamiento sacó a licitación la obra. Con la reforma se eliminará la actual balaustrada de piedra ubicada entre la calle de Pondal y las escaleras situadas junto al Playa Club. Para salvar el desnivel se construirá un graderío, que dispondrá de hasta tres gradas con una pendiente longitudinal idéntica a la del paseo, y que facilitará la comunicación con la playa.
Además, se cambiará parte del pavimento  por otro firme de hormigón impreso de 24 centímetros de espesor y un acabado idéntico al que existe actualmente en la zona. Para favorecer el acceso a los aseos públicos, situados en la zona más próxima al Playa Club, se instalará una barandilla de acero inoxidable de las mismas características que a la que colocó el Ayuntamiento en la zona de las Esclavas en septiembre de 2012.

plan "global"
En la Concejalía de Infraestructuras recuerdan que el proyecto de reforma se enmarca dentro de un plan “global” para modernización del borde litoral, para lo que el gobierno local convocó un concurso de ideas al que se presentaron 83 propuestas.
Entre las acciones que ya se llevaron a cabo destaca la reforma del pavimento del Paseo entre la zona de las Esclavas y los Salesianos, en la que se invirtieron 741.000 euros. El departamento que dirige Martín Fernández Prado también sustituyó las barandillas de acceso peatonal al párking de Riazor y Orzán.
La solución escalonada que ahora se pretende implantar en Riazor tenía como objetivo salvar el tramo del Paseo que se quedó sin la antigua barandilla de piedra durante un temporal en 2010. En el Ayuntamiento también trabajan en otro proyecto de reforma del Paseo, que pretenden adjudicar el próximo año, y que servirá para cambiar el pavimento entre la calle del Sol y la fuente de los Surfistas, y crear un nuevo tramo de carril bici.

calle iberia
Además de las obras en Riazor, Infraestructuras iniciará mañana la renovación de la calle de Iberia y la plaza ubicada entre la avenida de Os Mallos y la calle de Filipinas. Los trabajos se prolongarán durante cinco meses y tendrán un coste de 309.420 euros.
El proyecto incluye la demolición de la grada y del pavimento tanto de la plaza como de la calle de Iberia. Se repondrán la red de pluviales y se dotará de la misma en aquellos puntos donde todavía no existe. También acometerán trabajos de drenaje; se soterrará parte del tendido aéreo y se colocarán cuatro tubos para futuros servicios en la vía.

Arrancan las obras para transformar la barandilla del Paseo en una grada