Las cuentas de la discordia

Players of Fuenlabrada arrive to the Fernando Torres stadium to travel to Coruna for the match of round 42 of the SmartBank League, on August 7, 2020 in Fuenlabrada, Madrid, Spain. 07/08/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
|

El Fuenlabrada CF prosigue con su planificación deportiva, ajeno al tsunami en torno a él y a la espera de la resolución de Competición sobre la petición de descenso administrativo.

Ayer anunció la renovación de Glauder y sigue confeccionando su plantilla aunque, de forma oficial, no sabe si jugará en Segunda el curso venidero.

No obstante, el despido de su auditor, Gálvez Auditores, responsable de sus cuentas de 2018, ha puesto el foco en un cúmulo de irregularidades por parte del club. Estas empiezan en sus cuentas, que a pesar de ser presentadas en enero de 2020, y con salvedades por parte del auditor, pasaron el férreo control financiero de LaLiga. Esa auditoría de las cuentas, publicada en la propia web del ‘Fuenla’, indica la existencia de “aportaciones de partes vinculadas” que son “facilitadas mayoritariamente en metálico” para financiar el déficit, pero de las que no ha podido obtener información.

Subrayaba también las elevadas dietas del personal, también en metálico, y reconoce que no pudo analizar su situación fiscal al no tener acceso a la documentación ni al libro de actas del Consejo.

Extraños ingresos

El abogado Javier Gálvez, encargado de la auditoría, exponía que no había podido confirmar casi nada de lo que Jonathan Praena y su familia, propietarios del CF Fuenlabrada a través de Esaesnu SL, habían hecho en los últimos años, ni de dónde procedían ingresos en metálico por valor superior al millón de euros. Esaesnu SL, cuya razón social recogida en el registro Mercantil es la de “intermediarios financieros” se constituyó el 11 de enero de 2019, año en el que se crearon muchas de las siete empresas, casi todas radicadas en Hipócrates 28, de las que son administradores únicos o comparten poder Jonathan Praena y su hermana, Patricia, vicepresidenta del Fuenlabrada, según el organigrama publicado en la web del club madrileño.

Sorprende al revisar la relación de negocios de la familia Praena un listado de 11 empresas, el Equipo Solar SL, descritras como “servicios de utilidad pública” que se distinguen por números romanos.

Todas con CIF ( Código de Identificación Fiscal ) diferente, pero con coincidencias: cinco de ellas fueron creadas el 16 de noviembre de 2007, seis el 23 de ese mismo mes, es decir, solo una semana después, y ocho comparten dirección (Calle Suiza). Además, solo presentaban cuentas cuatro de ellas. Asesores fiscales consultados por este diario explicaron que estas empresas actúan muchas veces como sociedades pantalla (para la evasión de impuestos).

Las cuentas de la discordia